Estaba prevista una cacerolada en el barrio de Abetxuko contra el clan de Los Pichis, y los vecinos respondieron.

Ahora hace falta que respondan los políticos del Ayuntamiento:

VIDEO (por Javi Campayo)

Texto



2 Comentarios

  1. Lo que se demuestra con este asunto y otros similares es que está claro que los ciudadanos respetuosos con la ley estamos indefensos y tenemos las de perder si un indeseable decide amargarnos la vida.

    Ante esto queda: modificar sin tardar esas ineficaces leyes, aplicar sin tardar las del sentido común para acabar con el problema, o esperar sentados a que a alguien se le hinchen las narices y volvamos a aparecer en los telediarios.

  2. Los habitantes del lejano oeste americano sí que sabrían cómo solucionar este problema, poniendo a estos cuatreros en el lugar que les corresponde. (Ver extensa filmografía sobre el tema).

Dejar respuesta