irekia

El lehendakari, Iñigo Urkullu, ha reiterado que los jóvenes deben tener un buen salario desde el primer día de trabajo y que no se puede considerar «normal» que tengan que esperar años para ello.

Urkullu ha respondido en el pleno de control del Parlamento Vasco a una pregunta de Eraitz Saez de Egilaz, de EH Bildu, sobre las políticas públicas de apoyo a la emancipación del Ejecutivo.

El lehendakari ha recordado que se ha producido un «salto cualitativo» de apoyo a estas políticas y ha recordado que la Dirección de Juventud en su conjunto cuenta este año con un presupuesto de 14 millones de euros y que en el próximo ejercicio solo para apoyar la emancipación juvenil se han previsto 58 millones de euros.

Ha citado que a principios del año que viene se pondrá en marcha el programa Emantzipa con la ayuda de 300 euros mensuales para apoyar los procesos de emancipación de jóvenes de entre 25 y 29 años y que se espera que el primer año soliciten esta ayuda unas 15.000 personas.

Ha explicado que favorecer el adelanto de la edad de emancipación, «una prioridad de primer orden», está vinculado con políticas de vivienda, pero también es «fundamental que los jóvenes tengan unas buenas condiciones laborales y económicas».

«Esto nos interpela a todos, también a las empresas, porque debemos pagar bien a nuestros jóvenes desde el primer día que se incorporan al mercado laboral», ha insistido.

Urkullu ha considerado que no se puede «dar por bueno» que los jóvenes necesiten siete, diez o doce años para «poder aspirar a un buen sueldo», porque esto es negativo «para todos», no solo para ellos.

Además de las ayudas del programa Emantzipa, el lehendakari ha recordado otras actuaciones, como la novedad de la Ley de Garantía de Ingresos y para la Inclusión, que prevé que los mayores de 18 años en situación de vulnerabilidad puedan solicitar la RGI siempre que estén en una situación activa para el empleo y que acrediten un año de emancipación.

Saez de Egilaz ha afirmado que las medidas del Gobierno Vasco en esta materia están siendo «cortoplacistas», que no piensa en las generaciones futuras, y ha recordado que la emancipación «no es solo irse de casa de los padres, sino tener recursos para un desarrollo autónomo de las vidas y poder mantenerlo en el tiempo». EFE



1 Comentario

Dejar respuesta