Las normas de igualdad en las candidaturas al Parlamento Vasco
pàrlamento vasco

El 35 % de los vascos prefiere que se reedite el actual pacto de Gobierno que mantienen PNV y PSE-EE al frente del Ejecutivo vasco tras estas elecciones, frente a un 17 % que opta por un acuerdo entre el PNV y EH Bildu. El 38% no sabe, no contesta.

Así lo refleja un sondeo postelectoral publicado este viernes por el Gabinete de Prospección Sociológica del Gobierno Vasco tras efectuar 900 entrevistas telefónicas entre los pasados 22 y 23 de abril, justo después de las elecciones del pasado domingo.

Los resultados electorales otorgaron un empate a 27 escaños a PNV y EH Bildu, y 12 al PSE, lo que permite repetir la fórmula de gobierno que tienen los jeltzales y los socialistas en el Gobierno Vasco y al frente de otras instituciones como las tres diputaciones y los principales ayuntamientos, aunque también se podrían dar otros pactos con mayoría absoluta.

El 35 % de los encuestados opta por el actual pacto, frente al 17 % que preferiría que se unieran las dos fuerzas nacionalistas. Otro 10 % aboga por un acuerdo entre EH Bildu y el PSE-EE y el 38 % restante no sabe o no contesta.

La encuesta también pregunta por el comportamiento electoral y concluye que la mayoría de los votantes en estas elecciones, concretamente un 80 %, tenía claro antes de la campaña electoral que iba acudir a votar.

Un 11 % lo decidió durante la campaña, un 2 % en la jornada de reflexión y un 7 % el mismo día de las elecciones, es decir que el 20 % de los vascos tomaron la decisión de votar en las dos últimas semanas.

La opción de no votar se tomó bastante más tarde: un 53 % de los que se abstuvieron lo decidieron antes de comenzar la campaña, un 17 % durante la campaña, un 3 % en la jornada de reflexión y un 22 % el mismo día de las elecciones.

Esto significa que el 42 % de los abstencionistas optaron por no acudir a las urnas en las dos semanas anteriores a los comicios.

Por otro lado, el 60 % de los encuestados aseguran haber ido a votar con convencimiento, un 15 % lo hicieron con ciertas dudas y un 23 % porque era la opción menos mala.

Entre las personas que se abstuvieron, un 15 % afirma que, vistos los resultados, preferiría haber acudido a votar.

Respecto al interés y el seguimiento de la campaña, un 62 % de la población dice haber tenido mucho o bastante interés en las elecciones del 21 de abril, un porcentaje mayor que en los comicios autonómicos de 2020 (53 %) y de 2016 (56 %).

Un 42 % de los encuestados siguió la información sobre la campaña electoral a diario a través de la televisión, un 29 % en los periódicos y un 26 % por la radio. Además, un 52 % se ha informado a través de internet y las redes sociales, al menos de vez en cuando.

Estas elecciones han sido tema de conversación con la familia para un 59 %, con las amistades para un 50 % y con los compañeros de trabajo o estudio para un 32 %.

En cuanto a los sondeos, la mitad de los vascos conocieron los resultados de esas encuestas preelectorales, si bien la mayoría (53 %) cree que tuvieron poca o ninguna influencia en la decisión de voto de los electores. El 31% cree que sí la tuvieron. EFE



Dejar respuesta