El entrenador del Bit Baskonia, Neven Spahija, señaló que para ganar al Real Madrid, que su juicio es “el mejor equipo de Europa en este momento”, tienen que hacer “uno de los mejores partidos de la temporada”.

El croata se mostró en una rueda de prensa telemática “muy feliz por volver” tras su confinamiento por coronavirus, y señaló que el equipo está bien.

“Los entrenamientos son intensos y los jugadores están bien, pero jugar partidos es otra cosa. Ahora jugamos cinco encuentros en nueve días y será complicado”, admitió el balcánico, que quitó hierro a la abultada derrota en Zaragoza a finales de 2021 y lo achacó a la pérdida de rutina que tuvo la plantilla a causa de su positivo en covid.

“La manera en que jugamos contra el Barça dice que el equipo está bien”, explicó el técnico baskonista que confesó que tiene la sensación de volver tras una pretemporada.

“La actitud de los jugadores y el nivel físico es bueno, pero empezar jugando contra el mejor equipo de Europa en este momento va a ser complicado”, reconoció el preparador, que intentará que su equipo juegue como lo hacía antes de parar. “Luego hay que adaptase al partido y reaccionar”, añadió.

Sobre la salida de Landry Nnoko dijo que buscan un jugador en el mercado, pero no quieren “cambiar solo por cambiar”, sino que buscan un “cinco” que se adapte bien al equipo. Por el momento y hasta que venga ese jugador, expresó que Matt Costello jugará más minutos como pívot y deslizó que Alec Peters, recuperado de su lesión, debutará este curso y saldrá en el quinteto inicial. EFE

El Baskonia vuelve a jugar 15 días después y visita al Real Madrid

El Bitci Baskonia volverá a jugar este viernes 15 días después del último partido a causa del coronavirus y lo hace con una visita al Real Madrid en un duelo correspondiente a la vigesimoprimera jornada de la Euroliga.

El conjunto vitoriano recuperó a gran parte de sus jugadores, incluido su entrenador, Neven Spahija, para medirse al conjunto blanco, que atraviesa un gran momento y aguarda a los baskonistas que tendrán las bajas del serbio Vanja Marinkovic y el estonio Sander Raieste.

Tras varios casos positivos en la plantilla vitoriana, finalmente se han podido recuperar para este duelo jugadores como Rokas Giedraitis y Lamar Peters, que viajarán con el resto de la expedición vasca para intentar asaltar una cancha en la que los locales no conocen la derrota esta temporada.

Con solo tres derrotas, los de Pablo Laso ocupan la segunda posición de una desvirtuada clasificación continental debido a los numerosos partidos aplazados por el coronavirus.

De hecho, los madridistas, al igual que los azulgranas llegan a este duelo tras haber sido suspendido esta semana el primer partido de la doble jornada de la Euroliga ante el Estrella Roja.

El último partido del Baskonia fue el pasado 30 de diciembre con un contundente triunfo europeo ante el Barcelona, 94-75, por lo que la mayor incógnita de este duelo reside en cómo responderá el equipo después de tanto tiempo sin competición.

Walter Tavares es una de las referencias del equipo blanco a pesar de que ha bajado su aportación de minutos en una pintura que cuenta con el exbaskonista Vicent Poirier y el recuperado Anthony Randolph.

La fortaleza interior le hace ser el equipo que más rebotes defensivos captura y el que más tapones coloca por encuentro, lo que indica que el acierto del Baskonia será clave para intentar que el Real Madrid hinque la rodilla por primera vez esta temporada en su casa.

Ya sin Landry Nnoko, Neven Spahija se verá obligado a repartir minutos entre su batería interior a la que se suma Alec Peters, que podría debutar en el Wizink Center.

Aunque la historia europea favorece a los vascos con un balance de seis victorias para los madrileños y siete para los vitorianos en 13 duelos, el choque de ida disputado en el Buesa Arena se lo llevó el Real Madrid con comodidad por un abultado 60-88. EFE


Compartir

Dejar respuesta