El entrenador de Bitci Baskonia, Neven Spahija, valoró que su equipo tuvo “mucha más defensa en el segundo tiempo” y pudieron meter los tiros para poder ganar el partido al Anadolu Efes en la vigésima jornada de la Euroliga.

El croata reconoció en rueda de prensa que la plantilla “está mejor que antes” y se mostró “feliz” porque anotaron varios jugadores y controlaron el rebote.

El balcánico se centró en la charla del descanso, en la que recordaron cómo debían defender y el Baskonia cambió. Apuntó que la diferencia fue “en la defensa en la línea de tres puntos”. “Nos hemos adaptado y el equipo ha controlado el rebote para hacer su juego”, incidió.

Preguntado por el partido de Wade Baldwin, autor de 20 puntos y 11 asistencias, indicó que es el jugador que quieren y destacó que últimamente está jugando un baloncesto “muy bueno”. “No tengo dudas de su talento y de lo que puede hacer. Necesita estar más tranquilo y confiar”, expresó.

Sobre la reacción de su equipo tras el parón durante 16 días, recordó que el Baskonia “estaba junto hasta el partido de Barcelona en diciembre” y lamentó que perdieron todo tras el brote de covid que vivió la escuadra vasca.

“Somos una plantilla corta con muchas jugadores en desarrollo y hay que esperar, tener paciencia. Cuando estamos juntos pueden pasar cosas como el partido de Sander (Raieste)”, explicó Spahija, al tiempo que subrayó el último cuarto del canterano que a su juicio jugó un partido “perfecto”.

“Soy un entrenador que quiere meter canastas. No me gusta el baloncesto de 60 puntos aunque alguna vez ocurre”, confesó el entrenador baskonista, que agradeció más la anotación de su equipo que la defensa sobre el Efes. EFE



Dejar respuesta