El entrenador del Bitci Baskonia, Neven Spahija, consideró que las últimas dos semanas de entrenamientos fueron “clave” y admitió que ahora les gusta más la energía y la química actuales del equipo.

El croata señaló en un vídeo publicado por el club que han aprovechado este tiempo “para hacer muchas cosas y entrenar bien”.

“Hemos recuperado jugadores lesionados y queremos volver a la forma de juego que tuvimos antes del covid”, dijo el balcánico, que lamentó no haber podido jugar contra Unics Kazan la pasada semana, ya que sentía que podían ganar ante su afición.

Ahora afrontan una semana de tres partidos, después de dos sin jugar y aunque no quiso ponerlo de excusa, le hubiese gustado medirse ante Unics para saber en qué momento está su plantilla.

“Cuando tienes mucho tiempo puedes aprovechar para cambiar roles dentro del equipo y ver cómo es la química”, remarcó Neven Spahija, que deseó que no se repita esta temporada marcada por el coronavirus y la guerra entre Rusia y Ucrania.

Sobre su próximo rival, el Maccabi, destacó que “en su cancha juega a otro nivel porque el público empuja y nunca va ser fácil jugar contra ellos”, pero subrayó que están preparados para jugar en la complicada cancha hebrea. EFE

El Baskonia regresa a la competición ante el Maccabi 16 días después

El Bitci Baskonia regresará este martes a la competición con una visita al Maccabi de Tel-Aviv, correspondiente a la decimonovena jornada, aplazada por el brote de coronavirus que afectó a la plantilla vitoriana, con la incógnita de saber cómo estará el equipo vasco después de 16 días sin jugar un partido oficial.

Después de no lograr el pase a la Copa del Rey y suspenderse el partido ante el Unics Kazan debido al conflicto entre Rusia y Ucrania, los azulgranas volverán a vestirse de corto en un duelo que afrontan con la plantilla al completo.

Los israelitas se encuentran sumidos en una pequeña crisis deportiva tras la destitución de su entrenador Giannis Sfairopoulos al caer eliminados en las semifinales de la Copa de Israel.

A pesar de todo, los hebreos mantienen un buen ritmo en la competición continental con cuatro triunfos en los seis últimos partidos y se encuentran a solo dos victorias de los puestos de “playoff”.

Su mayor fortaleza reside en su feudo, donde acumula más de dos meses sin perder y suben sus guarismos notablemente. De hecho son una de las escuadras que más puntos anota por partido, en la que el trío formado por Scottie Wilbekin, James Nunnally y Ante Zizic lleva el peso de los ataques amarillos.

Además de controlar a estos tres jugadores, los de Neven Spahija deberán cuidar más el balón ante un rival acostumbrado a hacer puntos en velocidad y a partir de los errores del rival.

El duelo entre Wade Baldwin y Scottie Wilbekin será uno de los atractivos de un partido que se decidirá en el rebote y en el acierto exterior de dos equipos que no se prodigan mucho desde más allá del arco de tres puntos.

Será el primero de tres duelos importantes para el Baskonia que después parará en Belgrado para medirse al Estrella Roja y cerrará la semana ante el Real Madrid. EFE



Dejar respuesta