El entrenador de Bitci Baskonia, Neven Spahija, demandó, tras caer derrotado ante el FC Barcelona, la necesidad de “jugar con más orgullo, pelear más y hacer alguna falta extra” y destacó el acierto de su rival en el lanzamiento exterior.

El croata asumió en rueda de prensa que les costó jugar con la dinámica de partidos que arrastran y la debilidad física que tienen hoy por hoy ante el Barça.

Pero el balcánico no quiso poner excusas y prometió que contra Alba, en menos de 48 horas, darán “una imagen mucho mejor”.

“Pienso que ha sido el peor partido de Baldwin desde mi llegada, no jugaba ni en ataque ni atrás, no vi razón para tenerlo en cancha y puse a Arturs (Kurucs) que aprovechó los minutos”, señaló el preparador que tampoco quiso cargar las tintas sobre el base norteamericano y se culpó a él mismo de la derrota y a todo el equipo.

“Con esta plantilla es muy difícil jugar tantos partidos en poco tiempo. Con tiempo siempre reaccionamos”, aseguró el entrenador azulgrana que dijo que siempre ha jugado con el banquillo en su carrera, pero lamentó la diferencia entre el quinteto y los suplentes. “En este momento se nota sobre todo si no está un jugador experto como Jayson Granger”, agregó con preocupación e incidió que “con seis partidos seguidos en 12 días es difícil volver”.

“El primer problema de Baskonia es que necesitamos tiempo para preparar al equipo”, apuntó el preparador que sin embargo afirmó que si en este partido no llegan a tener banquillo hubiesen perdido por 40 puntos. EFE

Jasikevicius: Ellos han fallado mucho y nosotros hemos metido mucho

El entrenador del Barça, Sarunas Jasikevicius, indicó tras la victoria de su equipo que el Baskonia “falló mucho” y sus jugadores estuvieron muy acertados en un partido que fue “totalmente al revés” del último que protagonizaron los dos equipos en el Buesa Arena.

El lituano comentó que “a veces el baloncesto es simple” y destacó en rueda de prensa que salieron “con muy buena actitud” y leyeron situaciones “muy bien”.

Dio mucha importancia a las nueve asistencias de Nick Calathes en la primera mitad y lamentó que no pudieran sentenciar el partido antes por errores propios. “Jugar en Vitoria es difícil y tenemos que estar contentos”, aceptó.

El técnico dio normalidad al bajón de su equipo después de ganar la Copa del Rey, pero matizó que en el Barça hay que ganar todos los partidos y a él le preocupa aún más la dinámica del equipo. En este sentido afirmó que están “en el buen camino”.

Con este triunfo el Barça alcanzó el liderato de la Liga ACB, una situación a la que dio importancia el báltico. “Vamos a intentar ser campeones”, prometió y comenzó a pensar en el “playoff”. “Preferimos jugar el playoff en casa aunque a veces no gana el que tiene ventaja de campo”, comentó.

Preguntado por el encuentro de Rolands Smits, destacó su solidez en ambos lados de la cancha y añadió que “es un comodín que podemos usar en cualquier sitio”, pero tampoco se olvidó de la actuación de Sergi Martínez. EFE.



Dejar respuesta