El Instituto Vasco de Consumo, Kontsumobide, ha encontrado incumplimientos de etiquetado en el 69 % de las mascarillas a la venta en establecimientos físicos, porcentaje que se eleva al 100 % en el caso de las que se venden por internet.

Así se desprende de las campañas que Kontsumobide ha llevado a cabo para comprobar si estos productos proporcionan en su etiquetado toda la información que exige la ley, según han explicado en rueda de prensa el consejero de Turismo, Comercio y Consumo, Javier Hurtado, y la directora del citado instituto, Olga Santamaría.

La campaña se ha desarrollado durante la segunda ola (entre julio y noviembre) y se ha centrado en las mascarillas FFP2 y las higiénicas, categoría que engloba las protecciones de tela.

En el caso de las tiendas físicas, se han examinado 53 establecimientos, de los cuales 40 vendían mascarillas higiénicas y 13 de tipo FFP2. En 37 de estos comercios había productos con errores u omisiones en el etiquetado, lo que representa un 69 % del total.

En el caso de las deficiencias leves, Kontsumobide ha instado a su subsanación, pero en el caso de los incumplimientos de carácter grave ha inmovilizado 10.914 mascarillas: 2.429 correspondientes a 4 modelos de FFP2 y 8.485 a higiénicas de 9 modelos.

Estos errores de etiquetado más graves se relacionan con la no especificación de los datos del fabricante, con la presencia de datos que puedan inducir a error y la ausencia de instrucciones sobre el lavado y el número de usos, entre otros.

En el caso de los establecimientos online, se han hecho 25 actuaciones para analizar una plataforma multiproducto asignada por el Ministerio de Consumo y las webs de 9 empresas ubicadas en Euskadi.

En todos los casos se ha encontrado alguna irregularidad en el etiquetado, principalmente la ausencia de datos de la empresa responsable o de la advertencia de que el producto no es un equipo de protección ni un producto sanitario.

El consejero ha considerado «preocupante» que se hayan detectado deficiencias en el etiquetado del 100 % de mascarillas a la venta online, lo que indica que los consumidores están «más expuestos en este tipo de soportes», por lo que ha hecho un llamamiento a «extremar las precauciones».

Hurtado ha reconocido no obstante que estos incumplimientos no afectan a la salud de las personas ni a la validez del producto y que muchos son subsanables, aunque «vulneran el derecho a una información clara y veraz».

Ha explicado además que su Departamento está elaborando un Estatuto del Consumidor que permitirá dar publicidad a las páginas online que se han analizado, una posibilidad vetada en la normativa actual.

A esta campaña de carácter informativo seguirán ahora dos iniciativas: una campaña en tiendas físicas y de internet que tendrá ya un carácter sancionador y otra informativa dirigida a consumidores, para que sepan qué requisitos deben cumplir las mascarillas y en qué características deben fijarse al comprarlas y usarlas.

El consejero ha anunciado además que este jueves se reunirá con el ministro de Consumo, Alberto Garzón, para hablar de diversos temas de sus ámbitos de responsabilidad y que en esa cita comentarán los resultados de esta campaña de Kontsumobide. EFE


Compartir

Dejar respuesta