Erre que erre. Todo por una foto. El alcalde de Vitoria ha vuelto a representar el esperpento de hacerse fotos para maquillar su actuación con la destrucción de los árboles en la ciudad.

Mientras las talas se suceden por toda la ciudad, insiste en hacerse fotos «plantando árboles». Hace unos días hizo lo propio en el Estadio con pala, pero sin sudar mucho.

Esta vez cambia de herramienta y se apunta a la azada. Tampoco parece que se esté deslomando a tenor del tamaño del arbolito. Pero no sirve de maquillaje. La realidad es otra.

Vitoria-Gasteiz incorpora un nuevo bosque de 1.000 robles en Zabalgana a iniciativa de una empresa local. El grupo Albia ha presentado hoy su iniciativa Bosque Albia creada con el objetivo de contribuir a reducir las emisiones de carbono en la ciudad y en el marco de su compromiso por la sostenibilidad y la disminución del impacto medioambiental.

Hay que recordar que en la zona ya se cargaron 4.000, por lo que no llegan ni de lejos a sustituir el destrozo:

El Ayuntamiento tala 4.000 metros de bosque en el Anillo Verde

 

Durante la ceremonia de presentación de esta semana, que ha tenido lugar en el Bosque Zabalgana (Anillo Verde) y ha contado con la presencia del alcalde de Vitoria-Gasteiz Gorka Urtaran y el concejal de Planificación y Gestión Ambiental, César Fernández de Landa, se ha llevado a cabo una plantación simbólica por parte de representantes de la empresa funeraria y del Consistorio, como representación de la replantación de 1.000 Quercus Faginea (comúnmente conocido como quejigo, roble carrasqueño o roble valenciano), en una superficie de 2.500 metros cuadrados perteneciente al bosque de Zabalgana y en el propio enclave del popular Anillo Verde de la ciudad.

El alcalde de Vitoria-Gasteiz, Gorka Urtaran, ha agradecido a Albia esta iniciativa y que hayan elegido la ciudad para la creación de este bosque, el primero de otros que la firma quiere ir creando en otras localidades. “Estamos en una situación de emergencia climática que, afortunadamente esta ciudad y esta institución supieron detectar hace casi décadas y comenzamos a tomar acciones, redactar planes y orientar políticas que nos llevan a estar bien posicionados para seguir avanzando en esta senda. Vemos con satisfacción cómo se ha generado una ola de concienciación ciudadana y empresarial, en todo el mundo, pero también en empresas de nuestro entorno que desarrollan acciones como la de hoy o que introducen criterios responsables en sus procesos de trabajo. Es un orgullo participar en esta plantación porque creo firmemente que en la lucha contra el cambio climático tenemos que ir todas y todos de la mano. Es un reto que nos compromete a nivel colectivo e individual”, ha destacado el alcalde quien ha recordado además, que la plantación de estos 1.000 robles se suma a las plantaciones que la ciudad realiza periódicamente y ha añadido que “el Ayuntamiento ha plantado 15 árboles por cada unidad talada en los últimos dos años en el Anillo Verde y la Zona Rural”.

A través de la plantación de este quejigal en la zona, que se enmarca en la agenda verde de Albia, se estima una reducción significativa de CO2, concretamente para esta especie, cada árbol en edad adulta contribuiría a la absorción de hasta 0,13t de CO2.

De este modo, Albia busca reforzar su compromiso medioambiental sumando esta iniciativa a otras acciones de la compañía dirigidas a la mejora de la gestión de los riesgos medioambientales en su actividad; así como a través de productos y servicios para las familias respetuosos con el entorno, como urnas y arcas realizados con materiales biodegradables, entre otros. “Este proyecto en Vitoria-Gasteiz nos enorgullece especialmente, por nuestro compromiso con la región, pero también como expresión de nuestro respeto por la naturaleza y el cuidado del medioambiente. Trabajamos siempre con infraestructuras que nos permiten operar bajo el principio de eficiencia energética, combinando la incorporación de energías renovables y el uso eficiente de las mismas para reducir las emisiones de CO2 y, de este modo, reducir la contaminación atmosférica y nuestro impacto medioambiental”, ha destacado Juan Rodríguez, CEO de Grupo Albia.


Compartir

11 Comentarios

  1. ¡Pero coge la azada bien inútil! Como se nota que no ha dado un palo al agua en toda su puñetera vida el chulo piscinas este, para lo único que sirve es para hacerse fotos.

  2. Que poca verguenza tiene, haber si te sacas la foto al lado de uno de los arboles cuando los talas por orden tuya, la verdad que nos harias un gran favor si te fueras de la alcaldia,total para lo que haces, q fallo del pnv ponerte de alcalde.

  3. Siempre me han parecido ridículas este tipo de fotos y más aún esas placas a las que tan aficionados son los alcaldes que vienen a decir «siendo alcalde de la ciudad D. Fulanito de Tal, se inauguró este……», como si lo hubiera hecho o pagado él. Espero que no pongan la plaquita de marras cuando terminen el bosquecillo.

  4. Coger una azada con traje y corbata como poco queda ridiculo, me parece a mi…. Con ese mismo traje y corbata posiblemente habrá firmado órdenes, para que otros arranquen las motosierras y talen cientos de árboles centenarios.

    Sin más.

    • Es un fantoche haciendo fantochadas. Nuestro alcalde no es digno de ser tomado en serio, para mi que tiene algún problema mental sin diagnosticar.

  5. Se podían ir él y todo el Partido Nacionalista Vizcaino a la mierda. Para cuando acabe la legislatura, nos cambia Vitoria a su estúpido antojo y nos deja una deuda que no podremos pagar nunca. Lo que vale un enchufe, y ser un zarramplín de los jefazos de Bilbao. Si no fuera por ello, estaría trabajando, (con mucha suerte), de chupatintas en algún despachito de mala muerte, porque no ha demostrado estar capacitado para aprobar unas oposiciones de funcionario de base en el Ayuntamiento. A este, cuando deje la alcaldía, no lo veo de diputado en Madrid como los anteriores alcaldes, ni de coña. Le pagarán los servicios, escondiéndolo de encargado de algún archivo o almacén del partido.

Dejar respuesta