Proponen a

Este sábado, 18 de junio, desde las 9 de la mañana, «todo aquel que quiera se unirá al Obispo de Vitoria, Juan Carlos Elizalde para caminar a pie desde la balconada de San Miguel para llegar hasta el cerro alavés de Estíbaliz». Justo el día de los 40 grados.

En esta marcha lúdica habrá varios «momentos pensados para niños, padres y abuelos» con el objetivo de poner en el centro los valores que emanan de la familia, dice la Diócesis. Eso sí, a 40 grados esa jornada, aunque a las nueve de la mañana afortunadamente no será esa temperatura. Euskadi: Lo peor de la ola de calor no ha llegado

La marcha comenzará con una bienvenida por parte de los organizadores y con una Salve frente a la famosa hornacina donde está la Virgen Blanca. Bajo el lema ‘El amor familiar, vocación y camino de santidad’, los participantes unirán estos dos importantes puntos para la identidad del territorio como son el santuario de la patrona de Vitoria-Gasteiz y el de la patrona de Álava.

La primera parada de esta peregrinación familiar alavesa será a las 10:00h –una hora
después de salir– será en Arkaia, donde en la Casa Diocesana ubicado en este punto
ofrecerá un primer descanso y donde se podrán unir más familias.

Desde ahí seguirán la caminata por el sendero del antiguo Ferrocarril Vasco-Navarro y tendrán un momento para el café en Andollu.

La llegada a Estíbaliz se estima sobre las 13:00h donde se celebrará una misa presidida por el Obispo junto a los monjes benedictinos, que servirá también como un gesto de despedida de las familias alavesas a estos religiosos que custodian este lugar desde hace casi 100 años.

Tras la eucaristía será turno de una comida popular en las campas donde habrá espacio
para todos los participantes. Al finalizar, sobre las 16:00h, comenzará un concierto de
música espiritual a cargo de Voces Jóvenes Cristianas llegados de varias parroquias navarras.

Alternando estos momentos con juegos en familia, a las 19:00h finalizará esta iniciativa gratuita y «abierta a matrimonios, familias y abuelos tras una merienda fraternal», dice la nota oficial.

Los participantes volverán a Vitoria en autobús desde este histórico templo.

Con este gesto la Diócesis de Vitoria quiere que las familias tengan como referencia en el hogar a Santa María bajo las advocaciones de la Virgen Blanca y de Estíbaliz, patronas de la capital y del territorio alavés, y que las familias cuiden y promuevan los valores del amor, del cuidado, de la comunicación y de la alegría tal y como pide el Papa.



5 Comentarios

  1. Hay gentepató dice el dicho popular. Si miles de azkeros son capaces de pagar una pasta y soportar la sudorina para asistir a un espectáculo de ruido madeinusa, nada extraño es que unos cuantos romeros sigan al obispo para asistir a una misa, espectáculo obsoleto pero carpetovetónico.

  2. Hay que respetar a todo el mundo y el respeto pasa por no hacer comentarios peyorativos.
    Por otro lado, destacar que este evento no se ha programado ahora, sino que lleva ya mucho tiempo organizado.
    Estamos todos invitados, no solo personas mayores y niños.

  3. Efectivamente, la propuesta no es de esta semana. Estaba programado hace meses y nadie sabía que iba a haber una ola de calor. No le busquemos tres pies al gato.

Dejar respuesta