El Ejecutivo autonómico ha dado luz verde este martes al decreto que permite que los progenitores no gestantes puedan ampliar hasta las 16 semanas el permiso retribuido por el nacimiento de un hijo, mediante una excedencia pagada por el Departamento de Asuntos Sociales.

El Consejo de Gobierno Vasco ha aprobado este decreto, que tal y como adelantó hace unos días la consejera del área, Beatriz Artolazabal, entrará en vigor una vez que se publique en el Boletín Oficial del País Vasco, previsiblemente el próximo 1 de noviembre.

A partir de esa fecha, los progenitores no gestantes de Euskadi podrán disfrutar de un permiso retribuido de hasta 16 semanas por el nacimiento de un hijo.

No se trata de un permiso como tal, ya que esta competencia corresponden al Ejecutivo central, sino de una excedencia pagada, que permite a los padres incrementar hasta las 16 semanas las 8 de las que consta el permiso regulado legalmente.

Las semanas de diferencia que no abonará la Seguridad Social las pagará el Ejecutivo de Vitoria. La excedencia podrá disfrutarse en los doce meses inmediatamente posteriores al nacimiento y en un periodo de disfrute distinto al de maternidad.

Esta excedencia estará disponible para los progenitores no gestantes que trabajen por cuenta ajena, los que sean socios trabajadores o socios de trabajo de las sociedades cooperativas y los trabajadores por cuenta propia o autónomos. Para que este último colectivo acceda a la ayuda debe contratar a un empleado durante todo el período de la actuación subvencionable.

No podrán disfrutar de estas excedencias las familias que lleven a sus hijos a la guardería, pero finalmente sí que será posible para las que tengan contratadas empleadas de hogar, después de que el Departamento corrigiese el borrador inicial que no lo permitía.

Este paso llega poco después de que los permisos de los funcionarios vascos se hayan igualado a los de maternidad en la Administración pública de Euskadi y alcancen en ambos casos las 18 semanas.

Preguntado por si los requisitos que deben cumplir los trabajadores del sector privado se aplicarán también a los funcionarios autonómicos, Erkoreka ha respondido que equiparar las condiciones «no tiene sentido» porque las regulaciones de las condiciones laborales de los funcionarios y las del resto de trabajadores están «radicalmente separadas».

En el caso de los primeros se ha referido al Estatuto de los Empleados Públicos y en el de los segundos al Estatuto de los Trabajadores.

«Los objetivos que se persiguen son los mismos, pero las ayudas se desenvuelven en contextos normativos totalmente distintos», ha insistido.

Ha destacado que la medida es pionera en España y que está en sintonía con las políticas de conciliación europeas. Ha dicho que una vez que se ponga en marcha el Gobierno Vasco comprobará el «efecto social» que pueda tener.

Con esta ayuda se busca romper el rol femenino del cuidado e involucrar a los hombres en estas tareas, así como fortalecer el vínculo del menor con ambos progenitores y reducir la «penalización» que las labores de cuidado tienen en el acceso al empleo y a las carreras laborales de las mujeres.

La ayuda deberá solicitarse una vez haya finalizado la excedencia y el plazo de presentación de solicitudes termina cuando hayan transcurrido tres meses desde la finalización de la misma.

Las cuantías se abonará mediante un pago único en el plazo máximo de dos meses tras la notificación de la resolución de concesión.EFE



1 Comentario

Dejar respuesta