Permisos de paternidad ligados a NO tener empleada de hogar

0
entreseccion_noticia

Los trabajadores que quieran acogerse a los permisos de paternidad de 16 semanas que costeará el Gobierno Vasco podrían estar obligados a cumplir una serie de requisitos, como no contratar a una persona empleada del hogar durante ese periodo o no matricular a su hijo en una guardería.

Estos condicionantes se recogen en un borrador de decreto elaborado por el Departamento de Empleo y Políticas cuyo contenido, según la consejera del área, Beatriz Artolazabal, no es firme y está sujeto a modificaciones hasta que sea aprobado definitivamente por el Ejecutivo autonómico durante el mes de octubre.

Con este decreto, el Gobierno de Vitoria equiparará los permisos de paternidad con los de maternidad para los trabajadores vascos, de manera que también los cónyuges no gestantes puedan disfrutar de 16 semanas de permiso retribuido por el nacimiento de un hijo.

Con esta medida, los permisos de paternidad en Euskadi pasarán de las 8 semanas actuales a 16. Las semanas de diferencia que no abonará la Seguridad Social las pagará el Ejecutivo de Vitoria y los interesados tendrán que acogerse a una excedencia.

En declaraciones a los periodistas, Artolazabal ha recordado que en realidad no se trata de un permiso como tal ya que la competencia en esta materia es de la Seguridad Social, sino que son ayudas para una excedencia remunerada y voluntaria, que podrá disfrutarse en los doce meses inmediatamente posteriores al nacimiento y en un periodo de disfrute distinto al de maternidad.

En el borrador de decreto, sujeto a cambios, se recogen una serie de requisitos para que los cónyuges no gestantes puedan acogerse a esta ayuda. Así, el hijo por el que se solicita la excedencia no podrá está matriculado en un centro de educación infantil y la unidad familiar no podrá contratar a una persona empleada del hogar.

Además, en el supuesto de que los solicitantes sean autónomos estarían obligados a contratar a un trabajador a tiempo completo mientras dure la excedencia.

La consejera ha insistido en que se trata de una medida pionera en España que acarreará un importante coste económico (unos 25 millones de euros en 2020) y que busca favorecer el «apego» de los padres con sus hijos desde bebés para impulsar la «corresponsabilidad y la conciliación».

Este paso del Departamento de Artolazabal llega poco después de que los permisos de paternidad de los funcionarios vascos se hayan igualado a los de maternidad en la Administración pública de Euskadi y alcancen en ambos casos las 18 semanas dirigidas al cuidado de sus hijos por parto, adopción, acogimiento o subrogación.

Preguntada por si los funcionarios autonómicos tienen que cumplir los mismos requisitos que se recogen en el borrador de decreto para los trabajadores de la empresa privada, la consejera no lo ha aclarado alegando que «son planos diferentes con situaciones y condiciones diferentes» y que en el caso de los funcionarios la gestión corresponde a Función Pública, integrada en el Departamento de Gobernanza Pública y Autogobierno.

Fuentes de este departamento han explicado a Efe que los detalles para que los funcionarios se acojan al permiso de paternidad se concretarán en una instrucción que se está elaborando. EFE

Compartir

Dejar respuesta