Hoy lunes habrá Reuniones para avanzar en la acogida de refugiados, después de que el viernes representantes de la Diputación de Álava, del Ayuntamiento de Vitoria, de la Comisión de Ayuda al Refugiado de Euskadi, Cáritas y Cruz Roja se han reunido hoy para coordinar el diseño de un proyecto común de acogida y atención a personas refugiadas.

Esta reunión se ha producido después de que ayer el alcalde de Vitoria, Gorka Urtaran, expresara su voluntad de que la capital alavesa sea una «ciudad refugio».

En una nota de prensa, el consistorio vitoriano ha informado de que se trabaja en un proyecto básico de estancia temporal de seis meses, tras los que se analizarán las necesidades de permanencia de las familias que puedan ser acogidas en Vitoria en función de la evolución del conflicto bélico del que han huido.

Todas las partes implicadas quieren tener listo en «breve plazo» un proyecto compartido para facilitar la mejor acogida y seguimiento de las familias que puedan llegar a Vitoria, cubriendo todas sus necesidades básicas.

El consistorio ha anunciado asimismo que el alcalde ha convocado el próximo lunes una reunión de portavoces municipales para dar cuenta de los pasos dados y conocer la opinión de todos los grupos políticos.

Los técnicos municipales de los servicios de Convivencia y Cooperación, así como el departamento de Políticas Sociales han comenzado a elaborar un borrador de plan de acogida que se coordinará permanentemente con lo que se determine en el grupo de trabajo constituido por el Gobierno Vasco con las diputaciones y los ayuntamientos a través de Eudel.

Se quiere determinar el espacio físico que ocuparán los refugiados que lleguen a Vitoria, así como los recursos y servicios a facilitar. También se va a buscar la colaboración de otras instituciones y colectivos profesionales para lograr que todas las iniciativas solidarias se lleven a cabo desde la máxima coordinación.

La organización ACNUR ha manifestado ya su voluntad de colaborar en estos trabajos y la Fundación 5+11/ Baskonia & Alavés también tiene voluntad de ayudar en el operativo de acogida.

El Colegio de Abogados ya se ha puesto en contacto con el consistorio para ofrecer servicios de asesoría jurídica.

Además las oficinas de Atención Ciudadana, el teléfono 010 y el Buzón Ciudadano son las vías para canalizar todas las aportaciones ciudadanas.

El proyecto común y coordinado de acogida de personas refugiadas incluirá a su vez una campaña de sensibilización y concienciación de la población sobre los refugiados y las consecuencias de las guerras.


Compartir

Dejar respuesta