El departamento de Trabajo del Gobierno Vasco ha recibido en los tres primeros días de esta semana -de lunes a miércoles-, tras el cierre de los bares y restaurantes, 1.467 nuevas solicitudes de expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE), que afectan a 4.861 trabajadores.

Según los datos recopilados por EFE, la gran mayoría de estos Ertes, con pocas excepciones, proceden del sector de la hostelería -bares, restaurantes y reparto de comidas-, y también la gran mayoría son del tipo de suspensión de actividad por fuerza mayor.

Hay algunas excepciones que han pedido Erte de reducción de jornada. El más grande, un centro de fabricación de maquinaria de Bergara con 101 personas afectadas: otros ejemplos son un centro de educación deportiva de Getxo, con 59 afectados, o un centro de distribución al por mayor de frutas de Sondika, con 41 personas afectadas. Los tres en sectores que no son hostelería.

Son las excepciones, ya que la inmensa mayoría son Ertes de suspensión y para muy pocas personas: hay muchos para uno o dos trabajadores, lo que refleja la atomización de bares y restaurantes.

La distribución ha sido de 752 peticiones en Bizkaia, con 2.339 trabajadores afectados; 485 solicitudes en Gipuzkoa, con 1.669  operarios incluidos; y 230 en Álava, con 853 empleados. EFE


Compartir

Dejar respuesta