tubos reunidos expediente

Tubos Reunidos ofrecerá salidas sin impacto social a todas las personas del grupo nacidas entre 1958 y 1961, ha anunciado la empresa, que ha insistido en que su reorganización no incluirá ningún Expediente de Regulación de Empleo (ERE).

Las salidas ofrecidas no tendrán «impacto social» -se suelen materializar mediante prejubilaciones y bajas incentivadas-. La compañía no ha precisado cuántos trabajadores pueden verse implicados en esta oferta.

La empresa hizo pública la semana pasada su plan estratégico, que contempla invertir 60 millones en los próximos cinco años, un dinero con el que va construir una nueva acería en Amurrio (Álava).

La nueva acería supondría el cierre de la acería de Sestao y de la fábrica de Pamplona, motivo por el que el plan ha sido rechazado por los sindicatos ELA y LAB.

Este lunes, la dirección ha precisado que su plan contempla traslados de un máximo de 108 personas, sobre una plantilla de 1.200 profesionales: las 38 personas de la planta de Navarra y un máximo de 70 de las 415 que trabajan en Bizkaia.

Las personas que sean trasladadas desde Trapagaran a Amurrio tendrán preferencia en cualquier vacante que la dirección considere necesario cubrir en la planta de tubos de Trapagaran.

Asimismo, la reorganización de las actividades industriales del Grupo prevé la fusión de las tres sociedades industriales del grupo en España en una sola: Tubos Reunidos Industrial, Productos Tubulares (Bizkaia) y Acecsa (Pamplona).

Este proceso de reordenación societaria tendrá lugar durante las próximas semanas, tras haber sido aprobado por el Consejo de Administración y será ratificado por una Junta General Extraordinaria, que se convocará este trimestre. EFE

Información previa: Traslados de personal de Bizkaia a Álava

Tubos Reunidos contempla invertir 60 millones en los próximos cinco años, un dinero con el que va construir una nueva acería en Amurrio (Álava) para transformar la empresa orientándola hacia nuevos mercados como las energías limpias e hidrógeno.

La empresa de tubos sin soldadura recibió en julio 112,8 millones de euros del Fondo de Apoyo a la Solvencia de Empresas Estratégicas, y tras percibir esta ayuda pública, la dirección ha presentado este jueves a los representantes sociales su plan estratégico, basado en la transición energética y la descarbonización.

SALIDAS DE PERSONAL

El plan no conlleva la presentación de ningún Expediente de Regulación de Empleo (ERE), aunque sí habrá, con carácter inmediato, salidas de personal «sin impacto social en el grupo», cuyo número no ha concretado, y traslados.

El grueso de las inversiones de 60 millones contempladas en el plan irá destinado a las plantas de Amurrio y Trápaga (Bizkaia).

Así, se creará una nueva acería de grupo que trabajará con las nuevas tecnologías digitales, con lo que se espera una reducción de costes y de las emisiones de CO2 y una mejora de la capacidad de innovar y desarrollar nuevos productos.

DE BIZKAIA y NAVARRA A ALAVA

La nueva acería se instalará en Amurrio, lo que supondrá el traslado del equipo de la acería de Sestao a Amurrio. Esta nueva acería del grupo proporcionará el acero para la fabricación de los tubos en Trápaga y Amurrio.

En la planta de Trápaga se impulsará su actividad de fabricación de tubos de acero sin soldadura de gran diámetro, mientras que en Amurrio se fabricarán tubos con diámetro de hasta 7 pulgadas.

Además, en los próximos meses se creará un nuevo centro de estirados en frío, que supondrá el traslado de las personas que trabajan en Pamplona a Amurrio.

La reorganización de las actividades industriales del Grupo Tubos Reunidos prevé la fusión de estas tres sociedades del grupo (Tubos Reunidos Industrial, Productos Tubulares (Trapaga) y Acecsa (Pamplona)) en una única.

Para el presidente de Tubos Reunidos, Francisco Irazusta, «la puesta en marcha del plan estratégico permitirá a Tubos Reunidos mirar al futuro y formar parte de la transición energética, en una economía descarbonizada y donde la sostenibilidad es un pilar de actividad industrial»

«Se trata de un cambio estratégico que nos permitirá afrontar nuevos proyectos en el ámbito de las energías limpias y del hidrógeno. El respaldo de la ayuda de 112,8 millones de euros nos permitirá contar con recursos para superar la paralización del mercado mundial durante la curva de recuperación de la pandemia», ha comentado. EFE


Compartir

Dejar respuesta