La secuestradora trató de raptar a otros bebés
osakidetza

Los sindicatos Satse, ELA, LAB, CCOO y UGT han convocado una manifestación el próximo viernes en contra del cierre del Servicio de Cirugía Cardíaca del Hospital de Basurto (Bilbao) y el traslado de su personal al de Cruces (Barakaldo), una operación que está paralizada de forma cautelar por los tribunales.

En conferencia de prensa en Bilbao, representantes de dichos sindicatos han llamado a la plantilla, ciudadanos y organizaciones sociales a participar en la movilización, que partirá a media tarde del día 2 de diciembre del Hospital de Basurto.

Los sindicalistas han emplazado al departamento de Salud del Gobierno Vasco a que, en contra de lo que anunció en su momento, no recurra el auto judicial que, en respuesta a una demanda de los médicos cardiólogos del Hospital bilbaíno, confirmó la paralización cautelar del cierre del servicio de cirugía cardíaca en el centro.

Satse, ELA, LAB, CCOO y UGT han reclamado a Salud que dé marcha atrás en su decisión de trasladar el servicio al Hospital de Cruces y le han pedido que se siente a negociar y tratar «los graves problemas estructurales» que aquejan a la sanidad pública vasca.

Los sindicatos, algunos de los cuales también han presentado demandas en los tribunales en contra del cierre del servicio citado, han considerado que este asunto es un buen ejemplo de «la actitud dictatorial» de Osakidetza, que ha adoptado una decisión en contra «de todo y de todos».

A su juicio, el último auto dictado por un juzgado Vitoria en relación a este asunto refleja lo que vienen denunciando los sindicatos en Osakidetza sobre la «falta de negociación» en su seno, la existencia de un «objetivo privatizador» de servicios, el uso de «criterios de ahorro» en el servicio público y «la merma de calidad» de la asistencia que se presta a los pacientes.

Según han denunciado, «el departamento de Salud pretende que haya atención que se ofrezca en un solo centro hospitalario en toda la Comunidad Autónoma Vasca, de manera que los pacientes tengan que desplazarse de forma sistemática a ese centro hospitalario y se recorte la actual oferta asistencial con la supresión de esos servicios en hospitales que ahora los ofrecen».

Para los sindicatos, en este contexto «cobran plena actualidad las palabras que la consejera Sagardui pronunció el pasado mes de junio, en las que defendió la necesidad de promover un cambio cultural, cuando en realidad estaba hablando de precarizar condiciones laborales y aplicar recortes en la asistencia sanitaria que se ofrece a la ciudadanía».

En su opinión, esas palabras «anticipaban medidas como el cierre de la cirugía cardíaca del Hospital Basurto», para lo cual «Sagardui, utilizaba un eufemismo y hablaba de especialización de los hospitales».

Los sindicatos han puesto de manifiesto que el cierre de ese servicio «no es un hecho aislado» en Osakidetza ya que se suma a los problemas existentes de «sobrecarga» de trabajo, «colapso» de determinados servicios, «altas tasas» de temporalidad, «escasez de plantilla» y listas de espera «en máximos históricos». EFE



Dejar respuesta