Ingresado en Vitoria el hombre que recorre el mundo en silla de ruedas

0
Foto Policia Local de Almeria
IMQ – Nov 18
entreseccion_noticia

Foto Policía Local de Almería(EFE).- José Irala Vidal, un hombre de 50 años que asegura que desde hace 25 años recorre el mundo en silla de ruedas para reivindicar medidas para garantizar la accesibilidad de las personas con discapacidad, se encuentra ingresado en un hospital de Vitoria tras sufrir un ataque de epilepsia.

El onubense José Irala afirma que ha viajado en los últimos 25 años por distintos países de América, Europea y África en silla de ruedas para exigir la eliminación de barreras arquitectónicas con el fin de facilitar la vida a los discapacitados físicos.

Actualmente se encuentra en España recorriendo varias ciudades y para hacer frente a sus gastos recurre a ayudas económicas y asistenciales de las personas con las que se cruza.

Hace cuatro días llegó a Vitoria procedente de San Sebastián y, según ha explicado a Efe, estuvo durmiendo los dos primeros días en las calles de la capital alavesa hasta que sufrió un ataque de epilepsia y tuvo que ser ingresado en el Hospital de Santiago de esta ciudad.

José Irala, que asegura sentirse bien de salud, confía en que el lunes pueda recibir el alta para continuar su viaje hacia Burgos, desde donde tiene previsto trasladarse a Madrid y posteriormente a Huelva, su ciudad natal, para concluir su viaje y poder escribir un libro que recoja todas las experiencias vividas.

Pero antes de abandonar Vitoria, Vidal tiene que recuperar el vehículo eléctrico en el que habitualmente se desplaza pero que le robaron hace unos meses en su recorrido por Ourense, lo que le ha obligado a proseguir su viaje en una silla de ruedas manual.

El vehículo eléctrico ha sido localizado recientemente en Tudela (Navarra) y una grúa del seguro que tenía contratado se ha comprometido a trasladarlo a Vitoria, donde prevé que llegue en unos tres días, ha relatado.

El problema, según ha contado, es que no tiene dinero para afrontar el gasto de las dos baterías que necesita la silla ya que cada una tiene un coste de unos 260 euros, por lo que ha apelado a la solidaridad de los vitorianos para que le ayuden a sufragar estos gastos.

Dejar respuesta