pintadas genialidad

En octubre de 2019, la Policía aseguraba que controlaba diariamente las pintadas en Vitoria, algo que pocos creyeron. En enero de este año, el Ayuntamiento renunciaba a su limpieza públicamente.

Fueron las críticas ciudadanas tan insistentes y feroces por ambas noticias, que se vieron obligados desde el Consistorio a cambiar el discurso. Se trataba de calmar al personal, pero 8 meses después, la cruda realidad:

El 12 de febrero de este año, el Ayuntamiento de Vitoria aseguraba que «desde el Servicio de Gestión de Residuos, se le comunica que la empresa responsable está procediendo a la limpieza progresiva de pintadas de la ciudad de Vitoria-Gasteiz».

¿Piensas que es así? ¿O como muchos ciudadanos vitorianos crees que las pintadas en las paredes de la ciudad siguen ahí y proliferan en cantidad?

Hay muchos ejemplos. Seleccionamos un barrio.

«No soy el primero ni seré el ultimo tal y como va esta pobre ciudad… Pero «exijo» al alcalde como representante principal y al tecnico responsable en el departamento que corresponda que den solucion al «Vandalismo de las pintadas», bautiza el fenómeno un ciudadano.

«Si los impuestos que pagamos todos solo sirven en este caso para limpiar las fachadas de edificios publicos o comentarios racistas… También ese mismo dinero que sale de los mismos pagadores tiene que servir para limpiar las fachadas de cualquier casa».

«Y no me vengan con cuentos. Estamos hasta los mismisimos de las pintadas. Prohiban de una puñetera vez la venta de este articulo a cualquiera que no sea profesional. Y crujan con multas a todos aquellos que se les pille realizando estos actos vandalicos», finaliza el ciudadano en el Buzón Municipal.


Compartir

7 Comentarios

  1. De acuerdo en todo. Añadiría que a esta escoria se la ponga a limpiar todos los fines de semana las fachadas, señales, furgonetas, etc.

  2. Antes limpiaban el casco viejo de pintadas . Ya ni eso. La verdad que es inteligente el amigo Urtaran nadie le puede criticar por hacer algo bien, mal o regular. No hace nada

  3. Que el señor alcalde se pasee por cualquier zona de la ciudad y miré las fachadas, a ver que siente. Yo indignación y vergüenza.
    Me imagino que los turista que nos visiten se sorprenderán de cómo está la ciudad.

  4. Las personas que critican el graffiti después son las mismas que se enorgullecen de que Gasteiz sea «la ciudad pintada». Enteraos de que el arte viene en 1000 formas distintas y que no siempre va a ser de vuestro agrado. Además, muchas personas que hacen este tipo de pintadas (tags, etc) luego también pintan esos murales que tanto os gustan. Estamos en el año 2020 y una pared «sucia» no transmite decadencia sino VIDA. Ya va siendo hora de dejar de ser tan moñas.

  5. recordar que el propio ayuntamiento hace apòlogia de la pintada me recuerdo ahora una imagen de un centro sociocultural de coronacion de una jubilada con un spray en la mano simulando una pintada

Dejar respuesta