grafiteros pintadas vitoria

El enfado por la sucesión de pintadas en las paredes de Vitoria es palpable a diario.

Cartas, opiniones ciudadanas… En la calle y en los sistemas de comunicación ideados por el propio Ayuntamiento. Como es el Buzón Ciudadano en su web.

Poco ha dicho el Consistorio, por no decir nada, al respecto. Siempre escurriendo el bulto.

Pero esta vez ha dado muestras de preocupación, aunque parece que con poco resultado.

En respuesta a estas críticas, la Policía Local de Vitoria-Gasteiz asegura que «conoce perfectamente la problemática».

Buen paso para dar la solución: admitir el problema.

Y a continuación asegura que «diariamente se interviene, generalmente con jóvenes que se dedican a realizar pintadas en diferentes espacios de la ciudad».

A estos jóvenes «se les abre el correspondiente expediente, el cual es remitido al departamento municipal competente para su conocimiento y efectos».

Es obvio, que si el trabajo es diario de localización, poco les luces, puesto que las paredes están peor que nunca.

El origen

La respuesta tiene que ver con las críticas ciudadanas en el Buzón relativas a «las pintadas de Gripaos», entre otras.

«No sólo no se ha hecho nada al respecto, si no que han crecido de manera exponencial», dice un vitoriano.

«Están destrozando la estética de la ciudad. Barrios nuevos que parecen viejos y dejados, es impropio de una cuidad que se precie», añade.

«Y por parte del Ayuntamiento habría que proponer algún plan junto a las comunidades. para costearlo. Los vecinos somos interesados en limpiar todo esto, pero entiendo que el Ayuntamiento también. La imagen de la ciudad con lonjas e incluso las fachadas de las viviendas pintarrajeadas es lamentable. Opinión propia y de gente que ha venido de fuera y se han quedado a cuadros con la estampa», concluye.


Compartir

Dejar respuesta