La Asociación de Municipios Vascos, Eudel, cuyo presidente es el alcalde de Vitoria, Gorka Urtaran, ha anunciado que va a retirar las 300.0000 mascarillas quirúrgicas compradas con sus recursos económicos para repartirlas entre los ayuntamientos de Euskadi, al haber observado defectos de fabricación en algunas de ellas.

Gorka Urtaran destacó el día de la adquisición (22 de abril) que con esta iniciativa “de carácter extraordinario” EUDEL buscaba dar respuesta a la demanda trasladada por los propios municipios, en especial los de menor tamaño de población.

Y tal y como están las cosas, le puede pasar a cualquiera. Aunque las declaraciones de aquel día, eran prescindibles como se ha demostrado hoy:

«Hay alcaldes que no conocen la calidad del producto»

“Alcaldes y alcaldesas, con muy buena voluntad, están tratando de conseguir mascarillas por su cuenta, pero se encuentran con muchas incertidumbres porque no conocen a los proveedores, que no son los habituales de los servicios municipales, ni tampoco la calidad y usabilidad del producto ofrecido”.

Hoy

EFE.- Según ha informado este sábado en un comunicado, tras su reparto a los Ayuntamientos se ha detectado que en algunas de las unidades la goma que sujeta la mascarilla a la cara se suelta al colocarse y por tanto, sin este elemento de sujeción, las mascarillas no pueden realizar su función protectora.

A fin de asegurar que el cien por cien del material es válido, EUDEL va a proceder a la retirada de la totalidad de las 300.000 mascarillas donadas para sustituirlas por otras nuevas y entregarlas a los ayuntamientos en óptimas condiciones.

La Asociación ha aclarado que, dado que el elemento de protección sanitaria individual acaba de ser entregado a los consistorios, en la mayoría de los municipios no se había distribuido a la población todavía.

Eudel anunció este pasado miércoles la adquisición de dicha partida de mascarillas quirúrgicas con el objetivo de repartirlas a los ayuntamientos vascos para que, a su vez, las distribuyesen entre sus vecinos para evitar que la especulación de los precios y las “pocas garantías para la compra segura” dejen a las localidades más pequeñas sin equipamiento frente al Covid-19.

Las mascarilla, de cuya procedencia no se facilitó, se remitieron a los consistorios con un criterio de reparto basado en el número de habitantes de cada territorio, de forma que Álava recibió 43.750 mascarillas, Bizkaia 145.000 y Gipuzkoa 107.000 unidades, que ahora serán retiradas para ser sustituidas por otras nuevas.


Compartir

8 Comentarios

  1. Supongo que las cambiaran en garantía, a mi también me ha pasado y se soluciona grapando el extremo que se desprende con una simple grapa de papelería . Así de sencillo .

  2. También se equivocó con los autobuses híbridos pero no se pueden devolver.Los vitorianos tenemos que aguantar sus malas decisiones.Se gasta nuestro dinero sin fundamento.

Dejar respuesta