El diputado de Políticas Sociales de Álava, Gorka Urtaran, ha reconocido este viernes que existe un «tapón» en el sistema foral que se encarga de las valoraciones de discapacidad, lo que ha provocado un aumento del tiempo medio de espera para los informes finales que actualmente es de siete meses y medio.

Urtaran, en el transcurso de una rueda de prensa, ha admitido que son varios los factores que han contribuido a estas demoras, todos ellos relacionados con la nueva herramienta de valoraciones que se puso en marcha en 2023 para el conjunto de España.

Ha explicado que el nuevo sistema hace un análisis más completo y certero de los grados de discapacidad, lo que supone también un mayor tiempo de ejecución ya que recoge más datos y aumenta el número de cuestionarios que realiza el Instituto Foral de Bienestar Social del que depende esta gestión.

Además, el personal ha tenido que formarse para adaptarse a esta herramienta y se están recibiendo peticiones de personas que ya estaban valoradas para revisar sus situaciones.

Urtaran ha recordado que la Diputación ya ha incrementado en un 25 % el personal de este servicio y pese a señalar que los tiempos de espera son «inadmisibles», ha destacado que son «de los mejores del Estado».

Álava refuerza el plan para combatir la soledad no deseada de mayores y también de jóvenes

 La Diputación de Álava ha dado un impulso a la estrategia «Araba a Punto» que puso en marcha en 2021 para combatir la soledad no deseada entre las personas mayores y ha ampliado las acciones destinadas al colectivo de jóvenes, tras confirmarse en varios estudios que también la sufren y que afecta de manera negativa al bienestar físico y psicológico.

El diputado foral de Políticas Sociales, Gorka Urtaran, ha anunciado este viernes tres nuevos recursos para luchar contra esta problemática y, en el caso de los jóvenes, ha explicado que la Diputación está elaborando una guía didáctica sobre este asunto que se distribuirá por los centros de Educación Secundaria.

Urtaran ha señalado que, según un estudio del Observatorio Estatal de la Soledad no Deseada de la Fundación ONCE, el 25 % de los jóvenes de entre 16 y 29 años está en esta situación y la mayoría de ellos, un 75 % mantiene ese sentimiento desde hace más de un año.

La Diputación también ha puesto en marcha un mapa interactivo al que se accede a través de la web ‘arabaapunto. eus’ en el que se detallan, por el momento, las 156 iniciativas que se desarrollan en el territorio y sus conexiones con distintos agentes y entidades con el fin de facilitar a las personas que siente solos la relación de los recursos existentes a su disposición.

Urtaran ha hecho un llamamiento a los municipios alaveses para que se sumen a esta estrategia e impulsen las denominadas ‘Bakardadeak Eskolak’ o Escuelas de las Soledades, unos espacios que ofrecen formación y orientación a las personas en esa situación y que actualmente solo están operativas en Llodio y Labastida. EFE



7 Comentarios

  1. Allí donde está este inútil no solo soluciona problemas, sino que los crea. El lío el Antzokia cuanto dinero nos va a costar? Todo el follon lo creó éste muchacho.
    El Bienestar Social están hasta las pelotas por su incapacidad . Más que buscar soluciones, crispa y crea lios y conflictos

  2. Y que no conseguimos quitárnoslo de encima. Habría que facturarlo con las monjas rebeldes de Belorado para hacer trufas con cava!

  3. Si no ha trabajado este individuo en su vida como van a ponerlo las monjas a trabajar? Este se auto nombrará arzobispo para seguir viviendo del cuento y que las monjas trabajen para darse la vida padre a su costa

  4. El tapón es él, un inoperante y un incapaz que por donde pasa lo desbarata todo.
    En la industria privada, por todo lo que viene demostrando desde hace muuuuchos años en el sector público, pesebre de muchos que viven de la sopa boba, no se comía una rosca. No vale ni para recoger los papeles que se caen de la fotocopiadora. Peor que el abogadillo de «La que se avecina».

  5. Ha pasado de quitar churrerías en la plaza del Corte Ingles, a descubrir que hay un tapón no se donde. Eso sí la risita esa, no la ha perdido. Bien pagao, me llaman el bien pagao…

  6. ¿Y no le dará vergüenza leer lo que muchos ciudadanos pensamos de él? Seguro que no, porque para ello antes hay que saber lo que es tener vergüenza.
    Después de soportar con su risita pasota la opinión que de su gestión manifestaron, y aún siguen manifestando, muchos vitorianos durante su mandato anterior, pasar a ocupar otro cargo público para continuar sorbiendo la sopa boba unos cuantos años más, es el colmo de la desvergüenza. Pero la culpa no es solo suya, lo es, y sin duda mucho mayor, de los miserables políticos que reparten cargos y puestos para quienes conociendo su mediocridad e incapacidad, saben también que como dóciles borregos siempre obedecerán sin rechistar lo ordenado por sus jefes, esté bien o esté mal. Y de esa gentuza está llena la España que padecemos y que es necesario sanear cuanto antes, porque de otra forma en muy poco tiempo «No la va a conocer ni dios», como hace años dijo, alto y claro, un socialisto de pro y no se equivocaba.

Dejar respuesta