foto ccoo

David Morín, uno de los cinco históricos fundadores en 1963 de la primera Comisión Obrera Provincial de Bizkaia, en pleno franquismo.

Comunicado oficial: «Hoy es un día muy triste para las Comisiones Obreras, ha fallecido nuestro compañero David Morín a los 94 años de edad.

David Morin Salgado nació el 16 de septiembre de 1928 en Romo (Getxo) vivió de niño la Guerra Civil y tuvo que abandonar Bizkaia. Como muchas de las personas de su generación comenzó a trabajar muy joven, viviendo desde esa juventud la huelga de 1947 en una de sus primeras empresas, la Delta. Comenzó poco a poco a participar en los movimientos clandestinos pasando a militar en el Partido Comunista.

Ya siendo trabajador de Beltrán y Casado participó en movilizaciones por demandas ligadas a la ropa de trabajo. De la huelga de 1962 él siempre destacaba el papel activo de sus compañeras de fábrica. La represión de esta huelga le llevaría a responder de la manera más activa posible y poco después, en 1963, tras una asamblea en la Iglesia de La Aneja en Uribarri (Bilbao) fue elegido como uno de los cinco miembros de la primera Comisión Obrera provincial de Vizcaya.

David Morín también pasó por prisión. Su primera detención fue en 1964 con motivo del primero de mayo y fue la primera de muchas. La primera de sus condenas por el Tribunal de Orden Publico fue por ser miembro de la Comisión Obrera Provincial de Vizcaya siendo condenado a prisión. Esta sentencia tiene mucha importancia porque es la primera (febrero 1967) de muchas en la que se consideraran ilegales a las Comisiones Obreras.

David participó en el movimiento de solidaridad con las personas trabajadoras de Laminados en Frío de Etxebarri, Bandas, la que fue la huelga más larga del franquismo. Esta participación activa le supuso, en primera instancia, ser deportado a Ayamonte (Huelva) y a ser condenado a pena de prisión junto con otros compañeros como Josu Ibarrola con motivo de la organización de una manifestación en Bilbao (27 de enero de 1967) en solidaridad con las personas trabajadoras de dicha empresa.

Pasó cerca de cinco años por un periplo de cárceles entre Basauri, Larrinaga, Burgos, Carabanchel, Córdoba, Sevilla, Huelva, Zaragoza y Soria. Su militancia activa también le llevo a pasar una temporada exiliado en Francia.

El 11 de julio de 1976 fue una de las personas que participó en la Asamblea de Barcelona. Asamblea clave para el futuro de las Comisiones Obreras. En el primer Congreso de Comisiones Obreras de Euskadi (abril 1978) pasó a ser miembro de su primera ejecutiva, siendo elegido como Secretario General de Vizcaya», concluyen.



Dejar respuesta