(EFE).- SEA Empresarios Alaveses y los sindicatos UGT y CCOO han firmado el convenio colectivo provincial para las industrias de derivados del cemento, un acuerdo que sirve a la patronal para cerrar el año con «éxito» al culminar la negociación de todos los convenios colectivos en los que ostenta representación.

Según ha informado SEA en una nota de prensa, el convenio rubricado en las industrias de derivados del cemento tendrá una vigencia de cuatro años y su aplicación será de eficacia general al ser las centrales firmantes mayoritarias en el sector.

El pacto se traducirá en un incremento salarial de un 1,6 % en 2017 (a partir del 1 de julio), de un 1,5 % en 2018 y del 1,75 % en 2019; es decir, un aumento total cercano al 5 %.

Además en 2020, si la suma de los IPC de los tres años anteriores supera el porcentaje de subida acumulado, los salarios se actualizarán al alza en el porcentaje equivalente a dicha diferencia. En caso contrario, se consolidarán los incrementos ya aplicados. En lo que respecta a la jornada laboral, se mantendrá intacta.

SEA ha destacado la importancia de este acuerdo en un sector estrechamente ligado a la construcción, que se ha visto especialmente afectado por la crisis durante la última década.

La patronal alavesa también ha remarcado que demuestra la buena salud que atraviesan las negociaciones sectoriales en Álava y la capacidad para lograr acuerdos siempre que las partes implicadas persigan el mismo fin. EFE



Dejar respuesta