El Partido Popular de Vitoria-Gasteiz ha urgido al alcalde Gorka Urtaran a “desbloquear” de forma inminente el futuro uso en el antiguo edificio de Hacienda, con el objetivo de empezar a “reactivar” el Centro de la ciudad y “volver a darle vida”. El PP ha lamentado “los 5 años en blanco de Urtaran” sin dar actividad a este edificio, ubicado en pleno corazón de la ciudad, en la calle Dato nº 11.

Fue en el año 2015 cuando el Partido Popular propuso al Gobierno modificar el uso de este edificio de ‘equipamiento administrativo’ a ‘residencial y comercial’. Como una “oportunidad” para que albergara “una nueva actividad” y “contribuir a revitalizar el Centro de la ciudad”.

En este edificio trabajaron los empleados municipales del departamento de Hacienda hasta el año 2015, en que quedó vacío después de que se les trasladara a las Oficinas del Ayuntamiento en San Martín. Fue entonces cuando el PP planteó ese cambio urbanístico en el planeamiento para darle un nuevo uso ‘residencial’ en el edificio y ‘comercial’ en planta baja, respetando el número de plantas y edificabilidad.

Con Urtaran “un Centro de saldos”

“Lo propusimos desde el Partido Popular, un nuevo uso con viviendas y comercio para volver a darle vida al Centro. Pero son ya 5 años en blanco. Sigue vacío y sin uso por la lentitud de este alcalde”, ha censurado el concejal del PP, Miguel Garnica, frente al inmueble en desuso en la calle Dato 11.

Garnica ha lamentado los planes de Urtaran fracasados para el Centro y las últimas noticias desacertadas como que un súper de ‘todo a 1,5 €’ se instalará en la calle Dato, la instalación de la Policía Local en un edificio tan emblemático y singular como el Palacio Zulueta y la incesante pérdida de actividad comercial en el Ensanche.

Por ello, ha opinado que el PNV “está llevando a la ruina al Centro de Vitoria” y, a este respecto, ha defendido que “los vitorianos queremos volver a tener un Centro con vida, que sea motor de la ciudad, y ésta es una de las iniciativas con las que poder generar actividad en el corazón de nuestra ciudad”, por lo que ha reclamado a Urtaran “acelerarla para que sea una realidad cuanto antes”.

Esta propuesta, además, tal y como ha recordado el PP, generaría unos ingresos extra de 1.000.000 € a las arcas del Ayuntamiento, en un año en el que los recursos públicos han sido muy golpeados por la pandemia con una merma de los ingresos este año de en torno a 48 millones de euros menos: entre Fofel, menor recaudación de impuestos y de otros ingresos municipales. A juicio del PP, este ingreso extra “podrían destinarse a la recuperación económica, a autónomos, comerciantes y hosteleros”.

Ha recordado que el 21 de diciembre de 2018, gracias a los votos del PP, el Pleno municipal aprobó la modificación de uso de este edificio de manera ‘inicial’. Posteriormente, el 18 de octubre de 2019, se aprobó de forma ‘provisional’. Pero, a día de hoy, sigue sin aprobarse de forma ‘definitiva’, lo que imposibilita su nueva actividad.

El Gobierno Urtaran vinculó esta modificación urbanística a otra en la antigua gasolinera Goya, en Monseñor Cadena y Eleta. En este edificio también tiene paralizado cualquier otro proyecto y esto es lo que está bloqueando ambos edificios, que siguen vacíos y en desuso. El PP reclamará en Comisión en el Ayuntamiento una “solución” urgente para “desbloquearlos ya” porque “el Centro no puede seguir languideciendo sin hacer nada”.

 


Compartir

5 Comentarios

  1. Que se lo dejen al colectivo feminista o a los okupas de olarizu, o porque no poner ahí el belén de la Florida? O un auditorio, o un museo del vino, o la comisaría que quieren poner en el paseo de la senda,

  2. El cambio urbanístico a uso residencial sólo busca un pelotazo urbanístico, para beneficiar a la kutxabank, que es su propietario. Para hacer pisos de lujo.
    Dejen de cambiar los usos de los planes urbanísticos para beneficiar a 4.
    Que se busque la vida kutxabank con ese edifico,el ayuntamiento no tiene nada que ver mas que los años que estuvo alquilado.
    Algún interés oculto tendrá el pp para presionar para el cambio de uso.

Dejar respuesta