¿El Gobierno aplacará el cabreo hostelero con dinero? ¡Reunión!

El Ayuntamiento de Bilbao es propietario en proindiviso, por mitades e iguales partes, junto con la Santa y Real Casa de Misericordia de Bilbao de un edificio en Colón de Larreategui, nº 13.

La titularidad municipal de este derecho de propiedad deriva del Acuerdo suscrito el 3 de abril de 1989 entre la Administración de la Comunidad Autónoma de Euskadi, la Diputación Foral de Bizkaia y el Ayuntamiento de Bilbao, para la integración del Santo Hospital Civil de Basurto en la red Sanitaria Pública Vasca.

El tipo de licitación que se fija para esta enajenación fue de 7.118.250,- €, importe que resultaba de una valoración total del edificio de 14.236.500,- €

En dicho acuerdo se contemplaba que todos los bienes y derechos del Hospital de
Basurto que no estuviesen afectos a la actividad sanitaria del mismo, pasarían a integrar el patrimonio del Ayuntamiento de Bilbao; entre estos bienes y derechos propiedad del Hospital de Basurto se encontraba esta cuota indivisa de este inmueble, compartido con la Casa de Misericordia.

Este edificio consta de Planta Baja y seis plantas altas; en la planta baja existen cuatro locales comerciales, dos a cada lado del portal. Desde hace años (antes de que el Ayuntamiento de Bilbao adquiriera su cuota de propiedad), tanto los locales de planta baja, como algunos de los elementos de las plantas altas, han venido siendo ocupados en régimen de arrendamiento, en virtud de contratos de diversa naturaleza (vivienda y uso distinto a vivienda) y, por lo tanto, sujetos a diferentes condiciones y, en particular, a diferentes fechas de vencimiento, lo que ha condicionado las decisiones de las Instituciones propietarias del edificio en cuanto al destino del inmueble.

Al respecto, desde hace años el Ayuntamiento de Bilbao y la Casa de Misericordia han venido estimando que no corresponde ni se adecúa a sus respectivos ámbitos de actuación la gestión inmobiliaria del edificio a través de su arrendamiento en competencia con el sector privado, por lo que se consideró la conveniencia de proceder a la enajenación del inmueble; sin embargo, esta posibilidad ha estado condicionada por algunas de las relaciones arrendaticias existentes.

De esta manera, con fecha 31 de diciembre de 2019 el edificio quedó totalmente desocupado, por lo que se iniciaron las actuaciones para su enajenación. Así, por Acuerdo de la Junta de Gobierno de 4 de marzo de 2020, se aprobó el expediente para la enajenación de la mitad indivisa del inmueble de propiedad municipal.

Al respecto, es evidente que el mayor rendimiento económico en esta enajenación se producirá si al adquirente se le garantiza la adquisición completa de la finca. Para hacer posible esta venta conjunta.

SE DECLARÓ DESIERTO

Inmediatamente después de convocarse esta licitación se produjo la crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19 y la declaración del estado de alarma, que motivó la interrupción de todos plazos establecidos para las licitaciones.

La licitación se reanudó en mayo, finalizando el plazo el 26 de junio de 2020 sin que se presentara ninguna oferta, por lo que fue declarada desierta.

Ahora se reactiva.

 



Dejar respuesta