Ya hace días que se conoce que el BEI tendrá prioridad sobe el peatón, lo que obliga a los ciudadanos a apartarse para evitar atropellos. Situación de riesgo a las que se suma la mala visibilización del aviso por donde pasa el autobús: dibujos verdes en la calzada que confunden con un necesario rojo de advertencia. Conclusión: tampoco hay pasos de cebra en su recorrido.

Para mitigar esta situación y establecer alguna medidas preventivas, el Ayuntamiento anuncia que el recorrido del BEI tendrá señales luminosas que emitirán sonidos. También avisarán a sus conductores de «la posible presencia de viandantes». ¡Menos mal!

LO PRIMERO: ASEGURAR RAPIDEZ DEL BEI

Vitoria insiste que «el BEI dispone de un sistema de paso exclusivo sin prioridad peatonal respecto al transporte público, para asegurar su rapidez y fiabilidad».

«Los pasos en los que el BEI tendrá preferencia sobre el peatón, estarán señalizados mediante marcas viales pintadas sobre el asfalto, aumentando la seguridad de las personas que van a pie cuando cruzan un carril-BEI y al mismo tiempo, advirtiendo al personal conductor de TUVISA de la posible presencia de viandantes», subraya en el Buzón Municipal.

RUIDOS Y LUCES ACTIVADOS A SU PASO

«La flota de TUVISA se equipará con equipos de control semafórico y señalización, activando las señales de peligro a su paso; señales que también disponen de fonía para personas invidentes».

¿Y CÓMO PASAN PERSONAS CON MOVILIDAD REDUCIDA?

El Ayuntamiento ha tenido que salir al paso de las críticas ciudadanas: «Me he dado cuenta de que han colocado los rebajes en las aceras para que los peatones podamos cruzar, pero no han pintado pasos de cebra. Estoy preocupada por cómo podrán cruzar las personas con movilidad reducida, que caminan despacio, con bastón o muletas y las personas que tienen visión reducida. Si no tienen prioridad para pasar ¿cómo sabrán cuando pueden cruzar sin peligro?».

«le pondrán un pitido al dichoso autobús, igual que tiene el tranvía», CONCLUYE


Compartir

8 Comentarios

  1. Menuda mierda que han hecho. A alguien se lo van a llevar por delante. Urtaran y compañía vaya cagada que os estáis haciendo, el peor alcalde de Vitoria Gasteiz, sin duda.

  2. Estos se creen que la leyes solo son para el ciudadano y que ellos no las tienen que cumplir, la norma dice que un autobús, que el BEI no es otra cosa, tiene que ceder al peatón, y así tendrá que ser, espero que diferentes asociaciones les demandé y les hagan continuar el paso de cebra hasta el final

  3. Entiendo que se quiera tener una puntualidad buena para el transporte público, pero lo que nunca entenderé es el conjunto de chapuzas e irregularidades que se han sacado de la manga para llevar a cabo un medio de transporte que nadie ha pedido, que seguramente no sea tan necesario y que no subsana las evidentes carencias de movilidad que tiene esta ciudad.

    ¿»Paso de cebra» verde? -Sí, así seguro que la gente lo relaciona con peligro
    ¿Un vehículo que emite poco ruido tiene preferencia y no para donde antes había un paso de cebra? -Si, ya aprenderán

    Si todavía hay accidentes con el tranvía, transporte grande, que va por vías y con más de 10 años de antigüedad….¿Que pasará con el BEI?

    Miles de euros tirados mientras hay barrios que están en la mierda, baldosas juguetonas y mil mierdas más.

    Ya paro con mi desahogo, que asco de clase política, de verdad.

  4. Me compadezco de los pobres chóferes que tengan que conducir el BEI. No van a ganar para sustos.
    Ya veremos llegado el caso, que decide la justicia en los juicios por atropellos. Luego los políticos se lavarán las manos como siempre. y le cargarán el muerto al conductor.
    Con preferencia dicen…
    Pero que chulos que son.

  5. Una cosa incomprensible que no tiene ni pies ni cabeza. ¿Quién ha sido el lumbreras que ha «parido» la idea de que un vehículo tenga prioridad de acceso en toda la ciudad en detrimento del peatón?. ¿De verdad se piensan que los niños o una persona mayor o con problems de movilidad va a salir corriendo cuando venga el dichoso bus?. No hay que ser muy perspicaz para darse cuenta de que habrá incidentes y accidentes que todo el mundo ve menos los que tendrían que predecir lo que por desgracia va a suceder. Para mear y no echar gota.

Dejar respuesta