bandas juveniles

Foto de una tangana ajena a la información. Justo hace un año (mayo de 2018) el concejal de Seguridad Ciudadana del Ayuntamiento de Vitoria, Carlos Zapatero, confirmaba que la Policía Local y la Ertzaintza vigilaban a dos grupos de jóvenes denominados «combos». Bandas.

En estos dos casos «imitan la organización y la estructura de las bandas latinas» pero que «no son aún bandas organizadas», decía el jefe policial.

La información la contábamos en Norte Exprés. 

Hoy, el diario El Correo adelanta que ya existen tres grupos más en Vitoria.

El número de personas que integran las 5 bandas en total son más de un centenar, siempre según el periódico.

«Roban, amenazan y se pelean».

  • Fiscalía

Se trata, no obstante, de una cuestión que viene de lejos. La Fiscalía de Álava alertaba ya hace 4 años que la delincuencia en este territorio es cada vez más violenta, tanto en peleas, robos, como en delitos contra la libertad sexual, y ha expresado su preocupación por los cometidos por menores así como por las agresiones de hijos a sus padres.

Estas eran algunas de las principales consideraciones recogidas en la Memoria de la Fiscalía de Álava correspondiente a 2014,

Otros casos

Hace tiempo que Vitoria sufre robos con inusitada violencia. Ejemplos de este año (no necesariamente vinculados a bandas):

1.- Intimidación

2.- Cabezazos y patadas.

3.- Menores con navaja. 

4.- Pateado para robar el móvil. 

Y cabe recordar alguna tangana importante en la ciudad con peleas multitudinarias que hablan del ambiente general.

Este mismo año, a la salida de una discoteca.

Incluso con batalla campal en otro caso.


Compartir

3 Comentarios

  1. Pues nada ,a seguir votando a los de siempre para que vengan más y los amparen, derechos humanos que se los dan a los que no se lo merecen..y luego la policía no puede ni sacar la porra.ojala sería esto como el lejano oeste, estarían todos como el palo de la bandera.

    • Otros son una ínfima minoría en España (las últimas elecciones fueron al congreso de España), en Europa, y nadie en el mundo.

Dejar respuesta