Fede García, SOS Racismo

EFE).- La ong SOS Racismo Álava ha presentado en el Ayuntamiento de Sotosalbos (Segovia) sus alegaciones contra el empadronamiento del portavoz del PP en el Senado, Javier Maroto, que consideran «ficticio» e «irregular», un caso que la Fiscalía, sin embargo, vio legal.

El pasado 16 de octubre, unos representantes de esta ong accedieron en el municipio segoviano de Sotosalbos al expediente de empadronamiento de Maroto para comprobar la documentación existente, un proceso que estuvo lleno de trabas, según denuncia en las alegaciones remitidas al Consistorio con fecha 22 de octubre.

De toda la documentación, SOS Racismo Álava relata que solo les permitieron acceder a una decena de documentos y de los cuales se autorizó la disponibilidad de cuatro.

En concreto se trata de una resolución de inscripción de Alcaldía del 25 de julio y la iniciación de un expediente de baja de oficio de ese empadronamiento con fecha el 20 de agosto.

Además, existe un contrato de alquiler con fecha 21 de agosto a nombre de una persona distinta a Javier Maroto y un informe de la secretaría del Ayuntamiento sobre el inicio de la baja de oficio en trámite del padrón de Maroto con fecha de 20 de agosto.

Según otros documentos que la ong pudo ver pero no disponer de ellos, existe un primer expediente de padrón resuelto el 27 de junio con fotocopias del DNI de Maroto y una autorización de un tercero, pero no títulos de propiedad ni contrato de alquiler, «a no ser que se incluyan en la documentación clasificada por el secretario», dice el escrito de SOS Racismo, que advierte que no existen ningún indicio de que la solicitud de empadronamiento fuero presencial.

Según esta ong, existe un segundo empadronamiento producido el 25 de julio y, al igual que el del 27 de junio, no se prueba que haya sido de forma presencial ni se aporta título de propiedad o de alquiler de ningún inmueble.

De este modo, en el único contrato relativo al alquiler de una vivienda no aparece Maroto sino otra persona y además tiene fecha de 21 de agosto, que no concuerda con la fecha de empadronamiento del 27 de junio ni del 25 de julio, inscripciones que, según SOS Racismo no cumplieron las normas de gestión del padrón.

Así, esta ong entiende que el Ayuntamiento de Sotosalbos ha realizado un empadronamiento irregular ya que, entre otras cosas, la residencia ha de ser efectiva en la localidad y ésta no la era ni el 25 de julio ni el 27 de junio.

Por su parte, el portavoz de esta organización, Fede García, ya reconoció cuando acudieron a Sotosalbos que previsiblemente el Ayuntamiento rechazaría sus alegaciones al procedimiento, por lo que anunció se dirigirán al Juzgado Contencioso Administrativo de la provincia de Segovia que corresponda. EFE


Compartir

4 Comentarios

  1. Y empadronar a cientos de personas en vuestro local es muy legal, no??, que espabilado el Fede. Como no hay chicha que pillar, tiene que dar el cante para justificar la subvención. Vete ya!

Dejar respuesta