Maroto ya «vive» en Sotosalbos y culpa a Fede García de su polémica

8
entreseccion_noticia

(EFE).- El portavoz del PP en el Senado, Javier Maroto, ha afirmado esta semana que su certificado de empadronamiento en Sotosalbos (Segovia), requisito para poder ser designado senador autonómico por Castilla y León, «es un documento conforme a la ley» y «lo ha visto todo el mundo».

De este modo se ha pronunciado Javier Maroto sobre el hecho de que se empadronara en esta localidad con la que no tiene ninguna vinculación justo un mes después de las elecciones autonómicas cuando ya se supo que al PP le correspondía un senador por Castilla y León y cuando en las generales había perdido su escaño en el Congreso por Álava.

Con este empadronamiento que realizó en la casa de un alto directivo de la empresa Accenture en Sotosalbos lograba la condición de vecindad que le permitía ser propuesto senador por Castilla y León a pesar de no tener ninguna vinculación con esta comunidad.

EXPOBODAS 2019

En declaraciones a los periodistas antes de intervenir en una comida de militantes del PP de Segovia en Cuéllar (Segovia), Maroto ha comenzado su intervención ante los periodistas pidiendo disculpas por llegar tarde ya que acababa de llegar de su casa en Sotosalbos, localidad en la que «vive» -según ha dicho- y dónde había estado atendiendo a un periodista para una entrevista dominical.

El pasado mes de julio, poco después de conocerse que se había empadronado en casa de este directivo de Accenture en Sotosalbos para poder ser designado senador por Castilla y León, Maroto explicó, ante la polémica surgida, que se había alquilado una casa en esta localidad, sin aclarar si lo había hecho antes del empadronamiento o no.

Se le ve mucho en Sotosalbos

 

Lo cierto es que a pesar de que nadie en el pueblo le había visto en Sotosalbos hasta que se empadronó allí, ahora muchos vecinos sostienen que le ven frecuentemente en el pueblo y que se ha alquilado una casa, según han indicado a Efe algunos de estos vecinos.

Fede García de SOS Racismo

 

Preguntado por los periodistas sobre los detalles de su certificado de empadronamiento, Maroto se ha limitado a decir que todo se trata de una denuncia de SOS Racismo.

Maroto ha explicado: «están enfadados conmigo porque en mi época de alcalde de Vitoria dimos de baja del padrón a 2.000 personas en situación irregular que estaban empadronados en un local de esta organización en el casco viejo de la ciudad, se inundó, y cuando fue la Policía no había 2.000 personas viviendo».

El dirigente popular ha añadido que, entonces, se inició un trámite de baja de oficio porque ninguna de las 2.000 personas acreditaron que vivían en la lonja de SOS Racismo».

 

En su opinión, SOS Racismo «está enfadado porque quedó en evidencia por ello e hizo el ridículo, el asunto no me intranquiliza».

Por su parte, el presidente de la Junta de Castilla y León y del PP regional, Alfonso Fernández Mañueco, ha afirmado que el portavoz del PP en el Senado, Javier Maroto «está perfectamente legitimado para ser senador autonómico» por esta comunidad.

Mañueco ha ensalzado la capacidad del portavoz popular en la Cámara Alta para «defender los intereses de Castilla y León y de una España común y constitucional.

En relación a las dudas sobre la legalidad del empadronamiento en Sotosalbos (Segovia), Fernández Mañueco ha dicho: «Javier Maroto es mi amigo, durante muchos años se ha jugado la vida defendiendo la libertad en su tierra y en su país, algo de lo que nos sentimos orgullosos».

Compartir

8 Comentarios

  1. Más gorrón e hipócrita no puede el mega alcalde que nunca abandoria a Vitoria huye en cuanto pierde sus prebendas. Gooooooorróóóón

  2. Un español muy español recibe una oferta de trabajo en una cuidad de España, y con el contrato de trabajo en la mano para allá que se va….

    ¿Y a quién le importa?

    • Tu comentario tiene un tufillo racista.
      Es tan español como tú, que naciste español y morirás español, pero orgulloso de serlo y no acomplejado como tu.

  3. Puestos a hablar de gorrones y de empadronamientos en esta bendita ciudad siempre me vienen a la cabeza los mismos , que no hablan precisamente ni euskera ni castellano , es mas a muchos de ellos no se les conoce trabajo de ningún tipo , lo que se entiende por el trabajo normal que todos conocemos .

Dejar respuesta