francisco iglesias restaurante zaldiaran

Siempre en segunda línea, sin aparecer ante los focos públicos. Pero de sobra conocido en la restauración de Vitoria. Trabajador, buen organizador, incansable… Se jubila Francisco Iglesias, la mano derecha en los despachos de Gonzalo Antón en el Restaurante Zaldiaran.

Se jubiló el sábado dejando un vacío difícil de igualar. Los clientes le recuerdan por su eficiencia.

Gonzalo Antón, en declaraciones a Norte Exprés, asegura a los pocos días de la marcha que le «echo de menos». No en vano son 41 años juntos en el Zaldiaran. «Es normal que me acuerde», dice el empresario. Antes estuvo en el Dickens, también con Antón.

francisco iglesias (1) vitoria zaldiaran

 


Compartir

Dejar respuesta