hospital santiago hospitalizadas

La consejera de Salud, Nekane Murga, ha reprochado al sindicato LAB que haya denunciado ante la Fiscalía irregularidades en el servicio de cocina del Hospital de Santiago de Vitoria con «datos parciales» y sin contrastar.

En respuesta a una interpelación de la parlamentaria de EH Bildu Rebeka Ubera, Murga se ha referido en el pleno de control del Parlamento Vasco a la denuncia que LAB ha presentado ante la Fiscalía Superior del País Vasco por «desequilibrios contables evidentes» en el servicio de cocina del Hospital de Santiago de Vitoria que alcanzan los 200.000 euros desde 2016.Según LAB, esta cocina no recibe los suministros que deben proveer las empresas subcontratadas para ello por lo que se solicitan al almacén del hospital. Esto, según el sindicato, supone abonar dos veces un mismo concepto.

El pliego bianual que regula esta actividad asciende a 3 millones de euros y supone el abastecimiento de alimentos, fungibles y productos de limpieza a los servicios de cocina de los hospitales vitorianos de Txagorritxu y Santiago, de manera que la misma empresa se encarga de proveer estas mercancías a ambos centros.

Mientras que en Txagorritxu los reciben sin contratiempos, a Santiago solo llegan víveres, pero no productos fungibles ni de limpieza, afirma LAB.

Esta duplicidad «inexplicable» en el gasto, que se produce desde «al menos» 2016, ha generado en los últimos cuatro años, asegura el sindicato, un desfase contable en Santiago que oscila entre los 3.000 y los 5.500 euros mensuales, con lo que a fecha de noviembre de 2019 alcanza ya los 200.000 euros.

La consejera ha afirmado que LAB recopiló esos datos de la intranet de la OSI Araba pero ha subrayado que «son apuntes contables pero parciales y sin trazabilidad que deben ser valorados junto con pliegos, contratos, anexos y liquidaciones».

Sin ser completados con estos aspectos, ha dicho, los datos de LAB «pueden dar lugar a conclusiones desviadas».

También ha criticado Murga que LAB no haya contrastado esos datos con la dirección de la OSI antes de interponer la denuncia.

No obstante, la consejera ha asegurado que la dirección económico-financiera de Osakidetza ha conformado un equipo de trabajo tras conocerse la demanda de LAB que está verificando las condiciones del contrato, la oferta de proveedores y la estructura del servicio de hostelería.

También, ha reconocido, se está estudiando la incorporación de cambios en futuros expedientes para que se tramiten separadamente las materias primas y los fungibles o para gestionar en otro expediente las cafeterías.

Asimismo, ha añadido, «está previsto avanzar hacia un responsable único de la gestión de la hostelería que facilite hacer más homogéneo el servicio de cocina de ambos hospitales».

Para ello, ha continuado, se nombrará una jefatura única en el servicio de hostelería y un responsable de los contratos que implique a las dos cocinas.

Estas explicaciones de la consejera han sido calificadas por la parlamentaria de EH Bildu como una tomadura de pelo. Ubera ha exigido a Osakidetza que se haga una auditoría, que se investiguen los «desequilibrios en la contabilidad» y que se concreten responsabilidades. EFE


Compartir

Dejar respuesta