10 problemas en las piscinas: Círculos, plagas, luces, fumar...

Van unos cuantos problemas ya en las piscinas que vamos relatando. Los cinco primeros: Las famosas 5 horas de límite y sus castigos, los vergonzosos vestuarios, los cambios de horarios en mitad del verano, usuarios pidiendo devoluciones por no dar todo el servicio, la piscina olímpica de Gamarra inhabilitada todo el verano… Pero hay más.

Recopilamos denuncias ciudadanas en el Buzon Municipal y las explicaciones del Ayuntamiento de Vitoria.

6.- Círculos de reparto de aforo que se borran: Hay muchos usuarios insatisfechos, que no ven los famosos círculos que delimitan el aforo. El Consistorio admite lo que ocurre y se explica. «El marcaje de círculos se realiza con una periodicidad quincenal y en coordinación con los trabajos de siega de césped para intentar garantizar el marcaje. Este mes de junio está habiendo tormentas frecuentes y es posible que en algunos casos, la visibilidad de los lugares de estancia no esté tan clara como nos gustaría».

Se han marcado cerca de 1.800 los círculos con diámetros de 2 y 4 metros, ubicándose en las zonas más cercanas a las piscinas.

7.- Plagas. «Llevamos más de tres años con la plaga de bichitos negros que vuelan por todo el recinto e incordian posándose en toallas y personas, haciendo nula la tranquilidad en la piscina de Mendi. ¿No se puede fumigar o hacer algo? ¡Encima este año avispas!», solicita un ciudadano, que obtiene respuesta municipal: «Al comienzo de cada campaña de verano suele ser habitual la presencia de este tipo de insectos que según avanza el verano desaparecen por sí solas. En cuanto a la gestión de otras especies de insectos (abejas, avispas,…) resulta muy compleja y solemos solicitar la colaboración del Servicio de Prevención, Extinción de Incendios y Salvamento (SPEIS) del Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz».

8.- Luces encendidas. «Creo que se debería revisar el sistema de encendido de las luces de la piscina cubierta de Mendizorroza. No es de recibo que estén encendidas por el día sin ninguna necesidad. ¿Para qué se gastó un dineral en un techo de cristal? Revisenlo por favor», avisa un vitoriano. El Ayuntamiento se explica: «El funcionamiento del alumbrado de las instalaciones depende de un sistema informático que no estaba programado correctamente. Hemos dado aviso para corregir esta situación y esperamos resolverlo en breve».

9.- Fumar. «La gente sigue fumando en las piscinas, podían poner carteles con la prohibicion o decirlo por megafonía«. El Ayuntamiento recibe la protesta ciudadana y anuncia que «trasladamos la queja del tabaco al personal de vigilancia y control de la instalación».

10.- Heces. Es habitual esta queja todos los años. Vitorianos que no comprenden el motivo de lo que ocurre. Un vitoriano aplaude la exigencia de llevar gorro en el agua que ayuda a mejorar la higiene. «Ahora nos queda dejar de contemplar heces humanas flotando en el agua, y no precisamente en la piscina de niños pequeños».


Compartir

4 Comentarios

  1. Todo ello me parece correcto pero,todavía ningún comentario de ningún usuario que diga,esas persona que estando solos utilizan los círculos grandes para una persona sola.
    Eso también es para que nos mentalicemos el pequeño es para una personaaaa.
    Y a los Vigilantes del ayuntamiento ,menos espiar y más colaborar con los trabajadores de las piscinas.
    Y las fotos que sacamos en los recintos a los trabajadores en días nublados o de lluvia
    para hacer de chivatos ,si ese es vuestro trabajo ,sobrias el franquismo gracias a Dios Murio

  2. José Benigno: sí, es su trabajo, el de los vigilantes; ¿o crees que les pagan para hacer bulto? Si están, es porque hay muchos maleducados, incívicos y cerdos que molestan a los demás y que deben ser sancionados por ello. Las personas que se comportan decentemente, no se quejan de que haya vigilantes, haciendo precisamente eso; vigilar. Tú que te quejas, ¿No serás uno de los que hay que controlar?

  3. Y para cuándo se van a prohibir la entrada en el agua a todos los guarros q se meten al agua con los calzoncillos por debajo del bañador.

Dejar respuesta