foto irekia

La secretaria general del PP del País Vasco, Laura Garrido, ha pedido al lehendakari, Iñigo Urkullu, una «reflexión» urgente sobre el porqué Euskadi es una de las comunidades con «peores datos» de la pandemia cuando tiene unas medidas «tan restrictivas».

Garrido, en una comparecencia en Vitoria ante los medios de comunicación, ha criticado que en la comunidad autónoma no se haya hecho un «verdadero análisis epidemiológico» para saber «dónde están los brotes» y cuál es la cadena de transmisión de la covid.

La portavoz de los populares vascos ha reclamado un estudio para saber cuántos contagios se detectan en el entorno familiar, en la hostelería, en el mundo laboral o en los medios de transporte colectivo para poder tomar las medidas oportunas.

Ha considerado que al no haber hecho ese análisis no se toman las medidas adecuadas, sino que el Gobierno Vasco adopta las decisiones «a salto de mata» y encima no tiene una plan de vacunación.

A este respecto ha lamentado que todavía haya nonagenarios que sigan sin vacunar y que pacientes de alto riesgo sigan «sumidos en la incertidumbre» sobre cuándo se les va a dispensar la dosis.

Ante esta situación, además, hay un Gobierno Vasco «dividido» en cuestiones tan importantes como la prórroga o no del estado de alarma a partir del 9 de mayo próximo.

«Mientras que Urkullu reivindica, con muy poco éxito, la prórroga, la vicelehendakari, Idoia Mendia, defiende la posición de Pedro Sánchez», ha dicho.

A su juicio, Urkullu está en estos momentos «desconcertado» porque el presidente del Gobierno «no le hace caso».

Garrido ha recalcado que el PNV «va de influyente en Madrid pero al final acaba mimetizado con el Gobierno» del PSOE y Unidas Podemos.

Ha insistido en que los vascos se encuentran inmersos en un «estado de alarma y en otro estado de incertidumbre» porque además los datos económicos «no son buenos».

Sobre la situación que se generará si finalmente no se prorroga el estado de alarma, Garrido ha recordado que su partido ya propuso en otoño del año pasado una reforma de la ley de medidas especiales en materia de salud pública para poder responder a la «inseguridad jurídica» a la que se pueden abocar las comunidades autónomas a partir del 9 de mayo.

Garrido ha considerado que todavía «hay tiempo» para articular un marco jurídico que dé esa seguridad a las comunidades en sus medidas contra la pandemia.

Sobre la proposición de ley antipandemia presentada por los grupos que apoyan al Gobierno Vasco, la portavoz del PP deEuskadi ha afirmado que esta respuesta llega «tarde y mal» y que el Gobierno Vasco tendría que haber optado por otras medidas, como el de Galicia, y reformar la ley de salud pública.

Ha concluido que el Ejecutivo de Urkullu no ha presentado un proyecto de ley, sino que lo han hecho los grupos que lo apoyan en el Parlamento, porque sabía que no iba a pasar los informes preceptivos de legalidad de los servicios jurídicos. EFE


Compartir

Dejar respuesta