cierre bares euskadi
irekia

Actualización: La Comisión de Salud Pública ha acordado proponer de cara a la Semana Santa que las comunidades autónomas se cierren perimetralmente y fijen el toque de queda de 22.00 a 6:00 horas, además, que limiten las reuniones en espacios públicos o privados a un máximo de cuatro personas.

El documento, que tendrán que ser ratificadas el próximo miércoles por el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud, según ha informado este jueves el Ministerio de Sanidad, pide evitar todos los viajes que no sean necesarios, aunque no hace una recomendación específica para los estudiantes como se propuso en el borrador inicial.

La Comisión, organismo en el que están representadas todas las comunidades, incluye como recomendación el desaconsejar «expresamente» la celebración de encuentros sociales en los domicilios o en otros espacios cerrados con no convivientes.

LIMITAR MOVILIDAD Y CONTACTOS

El departamento que dirige Carolina Darias informa de que la Comisión considera que las medidas «persiguen limitar la movilidad y los contactos».

Así, con carácter general, se recomendaría «no bajar el nivel de alerta en el que se encuentran las comunidades desde las dos semanas previas al inicio de la Semana Santa, aunque los indicadores sean favorables y por tanto, mantener las medidas establecidas en ese momento».

Respecto a la movilidad, la Comisión ha acordado «que se deben evitar todos aquellos viajes que no sean necesarios y se especifica que la movilidad estará limitada por el cierre perimetral de todas las comunidades», salvo las excepciones reguladas en el Estado de Alarma mediante el Real Decreto 926/2020, en cuyo caso se recomienda una Prueba Diagnóstica de Infección Activa (PDIA).

Al ser preguntada en conferencia de prensa por la movilidad de los estudiantes que regresan a casa en vacaciones, la secretaria de Estado de Sanidad, Silvia Calzón, ha preferido insistir en este mensaje: «todos debemos intentar evitar los desplazamientos que no sean estrictamente necesarios, en la medida de lo posible, y esa recomendación es para toda la población, no sólo los estudiantes».

Entre las medidas propuestas por la Comisión, se encuentran la limitación de reuniones en espacios públicos o privados a como máximo 4 personas en el exterior y en el interior, así como la limitación del derecho de movilidad desde las 22:00 hasta las 06:00 horas.

El mismo documento de la Comisión, según Sanidad, recoge que no se celebren eventos masivos que impliquen aglomeración o concentración y que, en concreto, los eventos en espacios cerrados seguirán las normas de aforo y otras medidas establecidas, según el nivel de alerta de cada comunidad.

La Comisión sí considera «pertinente», explica Sanidad, hacer una campaña institucional para evitar «la relajación» de comportamientos bajo el lema «No salvamos semanas, salvamos vidas».

Por otra parte, Sanidad no ha informado de momento de si la Comisión ha llegado a un acuerdo sobre la priorización de los pacientes de riesgo en el proceso de vacunación.

Según adelantó ayer el consejero de Sanidad extremeño, José María Vergeles, se dará «prioridad» a un nuevo grupo integrado por personas trasplantadas, pacientes que realizan diálisis por una enfermedad renal crónica, pacientes oncológicos en tratamiento y, en general, pacientes inmunodeprimidos.

ACUERDO PARA LOS CENTROS DE MAYORES

La Comisión también ha aprobado un documento sobre medidas en residencias de mayores en el marco de la vacunación.

En él se recoge que «se debe informar a los residentes, trabajadores y familiares que aunque con la vacunación el riesgo de padecer covid es «significativamente menor», no desaparece «por completo ya que la vacuna no garantiza una protección total a todas las personas vacunadas».

Así, señala que se debe garantizar el cumplimiento de las medidas de higiene y prevención».

Dentro del centro, se permitirán las actividades grupales y el uso de las zonas comunes, manteniendo las medidas de seguridad y la Comisión desaconseja de forma general llevar a cabo cribados periódicos en residentes así como realizar serologías para verificar la efectividad de la vacuna.

En cuanto a las visitas, salidas e ingresos, el documento señala que se flexibilizarán «tras una valoración individualizada de cada residente y de cada centro residencial».

La ubicación y organización de estas visitas, su supervisión o no, y el número de visitantes, así como la organización y duración de las salidas, «se pautará por parte de la autoridad competente garantizando siempre las medidas de prevención adecuadas».

Y de forma general, no se realizarán pruebas diagnósticas a la salida y reingreso de residentes vacunados, mientras que si no lo están o se dan determinadas situaciones en las que así se valoren sí que se harán las pruebas teniendo en cuenta: el perfil de la salida (duración, actividades realizadas), así como la situación epidemiológica del lugar de la estancia.

Al reingreso, se mantendrá una vigilancia activa de síntomas y se extremarán las medidas de prevención, mientras que en los nuevos ingresos se garantizará la vacunación con la anterioridad suficiente y en aquellos con ingreso urgente se extremarán las medidas de precaución hasta completar la pauta vacunal.

Asimismo, el documento recomienda «activamente» la vacunación de los nuevos trabajadores y por lo tanto, no incorporarse en un centro residencial hasta haber completado su pauta de vacunación, «salvo que sea estrictamente necesario».

Tampoco aconseja cribados periódicos entre los trabajadores vacunados, aunque la Comisión estima que será la comunidad, en función de su situación epidemiológica, la que podrá considerar su realización.

Sí aconseja la realización de pruebas diagnósticas «tras periodos vacacionales u otras ausencias prolongadas especialmente si no han completado su vacunación».

Si se diera un caso sospechoso en el centro -trabajador o residente- se le aislará hasta el resultado de la prueba, y sus contactos estarán en cuarentena, según lo establecido en la Estrategia de Detección precoz, Vigilancia y Control de COVID-19.

Además, se protegerá «de forma especial a los residentes no vacunados, si es posible situándolos en habitación individual».

Mientras en Euskadi, no sabían

El portavoz del Gobierno Vasco, Bingen Zupiria, no ha avanzado este jueves las medidas que adoptará mañana el LABI, entre las que podría estar permitir la movilidad entre municipios, y ha pedido a la ciudadanía responsabilidad para cumplir «con rigor» las que se establezcan.

En declaraciones a la prensa en Bilbao, el portavoz ha dicho «entender» que la ciudadanía quiera saber si se permitirá una mayor movilidad, pero ha señalado que hasta mañana no se desvelará lo que decide el LABI tras recibir las recomendaciones de los técnicos.

Mientras en Euskadi juegan al pito, pito gorgorito, sin decidir nada hasta mañana viernes, en Madrid ya les dicen lo que hay que hacer: La Comisión de Salud Pública ha acordado que de cara a la Semana Santa las comunidades autónomas se cierren perimetralmente y fijen el toque de queda de 22.00 a 6:00 horas, además que limiten las reuniones en espacios públicos o privados a un máximo de cuatro personas.

Zupiria, mientras tanto no decide y habla: «Mas allá de alguna movilidad un poco mayor hay que ser conscientes de que quedan tres o cuatro meses en los que hay que cumplir con rigor las limitaciones que siempre ha habido para llegar a los niveles de junio o a cero», ha afirmado.

Zupiria ha señalado que las prioridades del Gobierno Vasco siempre han sido contener la pandemia a la vez que se facilita en lo posible una cierta actividad socioecnómica y tener un curso escolar presencial.

«Quedan tres o cuatro meses hasta el verano y es en lo que nos deberíamos fijar», ha apuntado al ser preguntado por la Semana Santa.

El portavoz ha reiterado que el lehendakari, Iñigo Urkullu, como en Navidades, sigue defendiendo un «acuerdo básico» entre el Gobierno central y todas las comunidades porque eso permitirá que las medidas que se adopten, en este caso sobre la movilidad en Semana Santa, sean «más llevaderas y efectivas».

Bengoa insta a «aguantar» dos meses antes de relajar restricciones

El exdirector del Sistema de Salud de la OMS y ex consejero de Sanidad del Gobierno Vasco, Rafael Bengoa, ha abogado este jueves por «aguantar estos dos meses» para después de Semana Santa «ver qué restricciones se pueden ir relajando» y ha instado a acelerar «lo máximo posible» el proceso de vacunación contra la covid-19.

Bengoa, en una entrevista en Radio Euskadi, ha considerado que dentro de mes y medio o dos meses «se puede relajar lo que se puede hacer en espacios exteriores», aunque se ha mostrado partidario de seguir «hasta bien entrado junio» evitando «todo tipo de espacios cerrados, mal ventilados…».

El experto, que ha opinado que con la apertura de bares por orden judicial en Euskadi «se ralentiza» el descenso del número de afectados, ha augurado que en torno a Semana Santa «vamos a ver un probable repunte» de casos y ha indicado que sería «mucho flexibilizar» permitir público en eventos deportivos o conciertos en junio.

Según ha dicho, la suma de la vacunación, las restricciones y el número de personas inmunizadas de forma natural por haber pasado la enfermedad permitiría en septiembre-octubre «recobrar cierta normalidad, aunque probablemente hay que seguir con mascarilla hasta bien entrado el año que viene», ha puntualizado.

Bengoa ha puesto de manifiesto que las vacunas «están funcionando de una forma espectacular» y ha apostado por dar y garantizar la primera dosis, cuya protección es «muy alta», al máximo número de personas, «sabiendo que vienen más vacunas». Ha destacado la importancia de no dar tiempo a que se expandan variantes del virus, a las que ve como «una amenaza clara».

El que fuera asesor de Barack Obama, que ha considerado que está probada la eficacia de la vacuna de AstraZeneca en mayores -ahora se suministra a los menores de 55 años-, ha abogado por acelerar la vacunación en Euskadi, donde «andamos algo retrasados», recurriendo si es necesario a recintos como polideportivos, centros culturales o el BEC.

Ha cuestionado, asimismo, que se vacune a algunos grupos antes que a los pacientes con cáncer activo o con diálisis renal, que son «muy vulnerables», y se ha preguntado «cómo es posible» que se estén vacunando personas que «se están saltando la cola» cuando no se ha vacunado a esos pacientes.

Respecto al contagio de dos profesionales de Santa Marina que se habían inmunizado, Bengoa ha recordado que las vacunas «son muy eficaces, pero no al cien por cien» y ha indicado que en este caso, «habría que estudiar qué ha pasado». A su juicio, es posible que esas personas «no hayan tenido una reacción como se espera» a la primera dosis. EFE


Compartir

9 Comentarios

  1. Estarán esperando a ver como quedan las témporas para ver qué decretan. Lo de las témporas era un método muy utilizado hace años, cuando los identitarios vascos todavía no habían desaparecido y cuando no había tanto experto televisivo a quien consultar cosas y coincidiendo que los astrólogos estaban desacreditados. Tampoco había chamanes nigerianos que todo lo saben, esos vinieron poco después, con la invasión tercermundista.

  2. Ya te digo yo una restricción pero para que se alargue en el tiempo y sea de obligado cumplimiento: todos estos botarates con carnet del partido que no han hecho en su vida nada más que ladrar los eslóganes del partido que les amamanta a cobrar 900 euros al mes. Políticos, asesores, ocupa sillones y demás integrantes de chiringuitos y asociaciones creados al efecto 900 euros al mes de lunes a sábado. Votos a favor?
    Y con lo que me ahorro a comprar respiradores para los ancianos. SALUD

  3. Que pasa con los que tenemos pareja en otra provincia del pais vasco? , que nos den no ? En mi caso estoy a 25 km de mi pareja y no puedo verla , me parece lamentablemente que no piensen en estas cosas

Dejar respuesta