Otra política desconocida en Vitoria ¡Piden su dimisión!

A la política de Vitoria seguro que no la conoces. No se le ha visto el pelo en esta legislatura de la Diputación. Pero hoy se hace famosa gracias a los sindicatos por pedir su dimisión. Es Irma Basterra. Mientras bomberos de Gipuzkoa, por el mismo lío, se han quedado en ropa interior.

DOS DIMISIONES PEDIDAS

ELA ha pedido la dimisión de la diputada de Equilibrio Territorial de Álava, Irma Basterra, y del director de bomberos forales, Alberto Amenabar, por el «caos» en la primera OPE unificada de bomberos de las diputaciones alavesa y guipuzcoana.

El pasado sábado se celebró la primera prueba de esta oposición que cuenta con 114 plazas, un psicotécnico cuyo número de aprobados no superó el 25 %.

En esta ocasión no han sido las diputaciones las encargadas de diseñar la OPE sino la Academia de Arkaute, lo que ha generado el rechazo de diversas centrales sindicales, entre ellas ELA.

Este sindicato ha reclamado este viernes estas dos dimisiones por el «fracaso» y el «caos» generado y ha pedido que los procesos selectivos vuelvan a realizarse como hasta ahora «en cada institución» foral y de «forma consensuada». También ha anunciado que seguirán impulsando movilizaciones para ello.

Los bomberos piden que las diputaciones rompan con Arkaute en las futuras OPE

 Los bomberos de Gipuzkoa han pedido a la Diputación Foral que vuelvan al modelo anterior para futuras oposiciones y «rompan» con la Academia Vasca de Policía y Emergencias de Arkaute, que es la que se ha encargado de la primera OPE unificada convocada, con un total de 114 plazas, para este territorio y Álava.

Más de dos centenares de bomberos de Gipuzkoa junto a varios alaveses se han concentrado este viernes ante el palacio foral para protestar por esta oposición que celebró su primera prueba el pasado sábado en el recinto ferial Ficoba de Irun, un psicotécnico cuyo número de aprobados no supero el 25 %.

En una mañana soleada y muy fría, algunos de los concentrados se han despojado de sus uniformes y se han quedado en ropa interior para mostrar lo «desnudos» que sienten ante un examen que creen que no tiene nada que ver con el trabajo que desarrollan.

Mientras en el exterior del palacio de la Diputación proferían consignas de protesta y mostraban carteles en los que reclamaban la dimisión de la portavoz foral y diputada de Gobernanza, Eider Mendoza, los miembros del comité de trabajadores se entrevistaban con ella.

Al término de la reunión, Unai Badiola, representante de los bomberos de Gipuzkoa, ha asegurado a los periodistas que el encuentro ha ido «mal» y que se han emplazado para otro, aunque no han fijado fecha.

«Ya veníamos diciendo que la oposición de Arkaute no iba a funcionar, que no iba a ser acorde con lo que el servicio de bomberos de Gipuzkoa y el de Álava espera de sus trabajadores. Hemos pedido que se cambie el modelo, llevamos muchos años trabajando en Bomberos y se han hecho muchas oposiciones que han funcionado y los resultados han sido buenos para el servicio», ha destacado.

Ha añadido que la OPE actual «ha empezado y se terminará», pero ha insistido en que «tiene que ser la primera y la última vez» que intervenga la academia de Arkaute. «Esto no se puede volver a repetir», ha recalcado.

Badiola ha explicado que los responsables de la Diputación consideran que el número de aprobados del sábado se corresponde con el de una oposición «estándar», pero los trabajadores han rehusado «entrar en porcentajes» porque entienden que esa no es la cuestión principal.

«Creemos que no nos corresponde entrar en ese debate, sino en el modelo. Hemos hecho mucho hincapié en eso, que se cambie y que de una vez por todas y se rompa con Arkaute. El comité de trabajadores lo tiene clarísimo, la relación de Diputación con Arkaute tiene que acabar», ha subrayado.

Ha señalado que la plantilla de Gipuzkoa es de unos 260 bomberos, casi la mitad de ellos interinos. El sábado hicieron la prueba psicotécnica 123 y la han aprobado únicamente 23. Ha denunciado que, además de no tener opción a realizarla en euskera, las preguntas poco tenían que ver con el trabajo que realizan, al contrario de lo que ha ocurrido en oposiciones anteriores.

El «peso» de las otras convocatorias recaía en exámenes teórico-prácticos sobre «siete oficios diferentes», lo que sí consideran ajustado a la labor que llevan a cabo, «muy relacionada con el trabajo manual, con saber utilizar herramientas y dar soluciones a problemas mediante su manejo».

«No puede ser que un prueba de siete minutos como el psicotécnico, con preguntas sobre sinónimos de no sé qué palabra, determine la capacidad de esas personas para ejercer de bomberos. Muchos de los suspendidos prestaron servicio después de la prueba y realizaron un trabajo válido», ha manifestado Badiola, que ha remarcado además que algunos participaron en «intervenciones de calado» como el incendio de Aizarna.

Desconocen lo que va a ocurrir con los interinos que no han superado el examen, pero ha reiterado que las diputaciones son «responsables» de la OPE, «no sólo Arkaute», y deben plantear soluciones. EFE



Dejar respuesta