El presidente de TUVISA, Iñaki Gurtubai, ha presentado las conclusiones de la auditoría económica sobre el BEI recientemente elaborada por el Interventor General del Ayuntamiento a petición de los Grupos PSE-EE, EAJ-PNV y PP. Este documento actualiza y ratifica el cálculo de costes que en su momento elaboró en 2021 como paso previo a la municipalización del BEI, donde cifró en 55.212.659 euros la inversión total en este proyecto.

El PP ha criticado el sobrecoste. Gurtubai dice que no.

Desde entonces hasta ahora se han producido dos revisiones de precios sobre los gastos contabilizados en aquel momento: una en el contrato de refuerzos del firme y otra en las obras de las nuevas cocheras. Esto ha motivado que el cálculo de hace tres años se actualice hasta los 57.333.958 euros.

A esta cifra y como bloque de inversiones relacionadas con la implantación del BEI, el Interventor añade una serie de contratos de diferente índole: se computa, por ejemplo, la renovación de las redes de abastecimiento de aguas y saneamiento que ejecutó AMVISA coincidiendo con las obras del BEI, con un montante de 2,25 millones de euros. “Es una inversión que, por su función y su modo de financiación, tangencialmente se puede vincular al BEI”, matiza Gurtubai.

Lo mismo sucede con contratos como el del estudio de modelización de tráfico, la construcción de un aparcamiento en la calle Iturritxu o las intervenciones quirúrgicas para la mejora de la fluidez del tránsito de vehículos por la calle Maite Zúñiga, todos encargados cuando el BEI ya estaba en marcha y cuya relación con este nuevo sistema de transporte público es, a lo sumo, indirecta.

Más allá de lo que supuso la construcción y puesta en servicio del BEI, también contabiliza el interventor gastos corrientes derivados de su funcionamiento actual, como el del suministro eléctrico, cifrado en 256.817 euros. Todos estos contratos suscritos tras la municipalización del Bus Eléctrico Inteligente hasta marzo de 2022 se valoran 3.575.947 euros.

“En definitiva, lo que estos números constatan es que no ha habido sobrecoste en el BEI. Dijimos hace tres años que había supuesto una inversión de 55 millones de euros y el interventor lo ratifica. Eso es lo que costaron los vehículos, toda la infraestructura de esta línea de autobús y la fase 1 de las cocheras. El PP, por su parte, dijo reiteradamente que el BEI había costado 76 millones de euros y vuelve a desmontarse su discurso. Ahora necesita inventarse un nuevo cálculo eliminando de la cuenta las cocheras que ya están construidas para seguir hablando de sobrecoste”, remarca Gurtubai.

El presidente de TUVISA ha señalado la transparencia que ha caracterizado toda la gestión económica del proyecto del BEI, con esta reciente auditoría como un ejemplo más.

RESPUESTA DEL PP

Tras conocer la declaraciones realizadas hoy por el Gobierno municipal respecto a la Auditoría Económica realizada por el Interventor Municipal sobre los gastos del BEI a fecha 31 de diciembre, el Partido Popular de Vitoria ha valorado como “muy grave que el Gobierno Etxebarria cuestione al Interventor”.

 

“Es muy grave que el Gobierno de la alcaldesa Etxebarria cuestione la Auditoría Económica que ha realizado el Interventor Municipal. El Interventor lo ha zanjado de una forma muy clara: el BEI ha costado 61,3 millones de euros. Un gasto que fue troceado en 40 contratos distintos y no 2 como sostenía el Gobierno de PSOE y PNV. Esto no lo dice el Partido Popular, lo ha puesto negro sobre blanco el Interventor Municipal en su Auditoría Económica del BEI. ¿Cómo es posible que el Gobierno Etxebarria cuestione al Interventor, que es la máxima autoridad independiente del Ayuntamiento en el control económico de las cuentas públicas?”, ha expresado la portavoz de PP Vitoria, Ainhoa Domaica.

 

El Interventor Municipal finalizó el lunes la Auditoría Económica del BEI que el PP de Vitoria exigió a PSOE y PNV con el objetivo de llevar a cabo un “ejercicio de transparencia municipal” sobre el mayor gasto que ha tenido este Ayuntamiento hasta la fecha en un único proyecto.

 

En su informe, el Interventor ha cifrado en 61.362.321,99 € el gasto del BEI hasta el pasado 31 de diciembre de 2023, fecha hasta la que ha realizado el informe que recoge el “detalle de los gastos que tienen su causa de origen directa o indirectamente en la implantación del Servicio BEI”, según especifica el propio Interventor en el documento.

 

De esta forma, la Auditoría Económica ha evidenciado un sobrecoste en la implantación de este autobús en Vitoria de 18,5 millones € de más respecto al gasto comunicado por PSOE-PNV, ha explicado Domaica, ya que el Gobierno municipal sustuvo que “nunca superaría los 42,8 millones de euros de gasto”.

 

El Partido Popular de Vitoria valoró que “nunca en este Ayuntamiento ha habido un gasto de esta magnitud en un único proyecto”. Recordando cifras de gasto de algunos proyectos llevados a cabo en Vitoria. Como los 16 millones € que costó la estación de autobuses, los 9,5 millones € del Centro Cívico de Zabalgana o los 11,3 millones € que costará la reforma del Teatro Principal.

 

De igual manera, el informe económico ha revelado que dicho gasto se ha troceado en un total de 40 contratos distintos, y no 2 como mantenía el Gobierno municipal de PSOE y PNV, ya que el Interventor “ha revisado un total de 20 contratos identificados en el expediente de municipalización más otros 20 identificados en la propia Auditoría”.

 

El Ayuntamiento ha asumido 5 millones de euros de más

 

Del informe económico realizado por el Interventor también se desprende que, teniendo en cuenta el acuerdo entre las tres instituciones para financiar el BEI (65% Gobierno Vasco, 17,5% la Diputación Foral de Álava y 17,5% el Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz), “el Ayuntamiento ha pagado 4.971.086,71 € de más” de los gastos de inversión.

 

Por ello, el Partido Popular de Vitoria reclamó ayer al Gobierno de PSOE-PNV que reclame a Gobierno Vasco y a Diputación su parte correspondiente. En palabras de la portavoz de PP Vitoria, “el Gobierno Etxebarria debe solicitar 4.124.369,21 € al Gobierno Vasco y 846.717,5 € a la Diputación Foral de Álava”.

 

Así, Ainhoa Domaica emplazó a la alcaldesa socialista, Maider Etxebarria, a solicitar una “reunión urgente” con el Lehendakari Urkullu y el diputado general Ramiro González para exigirles que “abonen al Ayuntamiento los 5 millones € que adeudan por el BEI”.

 



3 Comentarios

Dejar respuesta