pulmonía

Hace tiempo que las gradas de instalaciones municipales generan debate. En concreto, la ubicación en ellas de padres para ver las evolucione deportivas de sus hijos.

Entre quienes piensan que se puede estar y entre quienes opinan que molestan a monitores y niños.

Esta última tesis la defiende un ciudadano en el Buzón Municipal, que se refiere al graderío de las piscinas en San Andrés:

 

«Debería estar terminantemente prohibido ver los entrenamientos o clases de nuestros hijos, como así hacen algunos de los clubs que hay en la ciudad con muy buen criterio.
Solo hacemos que entorpecer su aprendizaje y juzgar a entrenadores y monitores sobre su trabajo.
Los niños se distraen y no atienden a los monitores, pero claro… ¡Eso mi niño no lo hace!.
Si quieres ver como nada tu hijo, vas con él cualquier dia a la piscina y le ves, y durante el cursillo date un paseo o vete a tomar un pote».

Compartir

2 Comentarios

  1. Estoy completamente de acuerdo, yo no dejaría que estuvieran los adultos viendo a los menores en los centros civicos ya que aparte de incomodar a los pequeños molestan a los adultos que están usando las piscinas con los menores mirando y en muchas ocasiones grabando videos y sacando fotos.

Dejar respuesta