acoso transexual abuso sexual violencia machista morado

EFE.- Miles de personas, en su mayoría mujeres, han reivindicado la lucha feminista en las manifestaciones que han tenido lugar esta tarde en las tres capitales del País Vasco con motivo del 8M, en las que la organización ha procurado que las participantes respetaran las distancias de seguridad frente al coronavirus. 

La pandemia de covid-19 ha marcado el Día Internacional de la Mujer de este año, dadas las restricciones sanitarias para evitar grandes aglomeraciones por el riesgo de contagio, lo que no ha impedido unas multitudinarias manifestaciones en Euskadi en las que los participantes han portado mascarillas y en la mayor parte de los casos han guardado distancias.

Con lemas distintos en cada ciudad, pero sentimientos iguales de defensa de sus legítimops derechos y reivindicaciones.

Vitoria

En Vitoria varios miles de mujeres han partido de la plaza de San Antón encabezadas por pancartas con el lema «Gora borroka feminista, anticapitalista y antirracista» y otra en euskera con el lema «El sistema se agrieta».

Durante la marcha han coreado lemas en favor del feminismo, y grupos de mujeres pensionistas han reclamado pensiones dignas para todas las mujeres, con gritos como «Pensión de viudedad es miseria y nada más».

Las manifestantes han recorrido el centro de la ciudad hasta la plaza de la Virgen Blanca donde se ha leído una declaración en la que se rendía homenaje a «las compañeras trabajadoras del sector de los cuidados» que han dado «una gran lección de lucha» pese a su situación de «precariedad» y al desgaste humano al que están sometidas.

Han recordado a todas esas mujeres provenientes «de otros lugares del mundo», internas en casas ajenas y a todas las que han estado «relegadas» en el ámbito doméstico por ser esposa, hija o familiar cuya «explotación» se ha incrementado con la pandemia

Han exigido un sistema público comunitario de cuidados y han defendido un cambio del modelo social hacia una economía local y la soberanía alimentaria.

Bilbao

Las miles de personas que han acudido a la manifestación convocada en Bilbao por el movimiento feminista de la ciudad han trastocado los planes de las organizadoras, ya que pasadas las 7 de la tarde, hora prevista para el inicio de la manifestación, cuatro filas de manifestantes llenaban casi por completo el kilómetro y medio de largo que tiene la Gran Vía.

La marcha tenía previsto partir de la plaza del Sagrado Corazón. Al irse disponiendo las participantes en las cuatro hileras, y tras ir sumándose columnas de manifestantes procedentes de varios barrios de la capital vizcaína, para cuando ha arrancado el acto la cabecera de manifestantes casi llegaba a la plaza Circular, en el otro extremo de la Gran Vía.

Mujeres con chalecos

Unas 100 mujeres que portaban chalecos reflectantes se han encargado de que los manifestantes respetaran las distancias de seguridad a lo largo del recorrido, hasta el Ayuntamiento, donde ha finalizado el acto. «Hay que insistir en las distancias; va a ser complicado pero hay que intentarlo», remarcaban las organizadoras antes de iniciarse la marcha.

Los vivas a favor de la lucha feminista («Gora borroka feminista») han predominado durante la marcha, en la que las participantes han coreado cánticos como «Abajo el patriarcado, que va a caer; arriba el feminismo, que va a vencer».

En un comunicado leído al final del acto, el movimiento feminista de Bilbao ha destacado que «es urgente colectivizar los cuidados, garantizar políticas de conciliación efectivas y reivindicar un sistema público-comunitario de cuidados que asegure calidad, universalidad y condiciones dignas para todas las personas».

Han denunciado «las políticas de control migratorio, las deportaciones, la brutalidad policial, las quitas de custodia y las precarias condiciones laborales de los trabajos a los que la sociedad nos destina».

Donosti

En San Sebastián alrededor de 3.000 personas han participado en la manifestación convocada por el movimiento feminista, que ha partido desde el túnel del Antiguo a las 18.30 tras una pancarta con el lema en euskera «Cambiarlo todo desde el feminismo, requebrajar el sistema racista».

Durante el transcurso de la marcha, la organización ha procurado que los manifestantes caminaran en tres filas para que se pudiera mantener la distancia de seguridad y evitar aglomeraciones.

Los participantes, la mayoría mujeres y todas con mascarillas, han proferido gritos reivindicativos en euskera como «Viva la lucha feminista», «Ante los ataques, acción directa», «Ningún ataque sin respuesta» o «Los hombres a casa, a fregar platos», entre otros.

Aunque las instituciones del territorio han hecho llamamientos a no participar en actos multitudinarios, a la manifestación han acudido representantes de partidos como EH Bildu, con los portavoces en el Ayuntamiento y en las Juntas Generales, Reyes Carrere y Juan Karlos Izagirre, respectivamente, y también de Elkarrekin Podemos, como la concejal en el Ayuntamiento donostiarra Aitzole Araneta.

La marcha ha recorrido las calles céntricas de la ciudad para finalizar en el Boulevard donostiarra, donde se ha leído un manifiesto con las principales reivindicaciones relacionadas con la celebración del 8 de marzo. EFE

EL RESTO DEL DÍA:

Más de un centenar de marchas y concentraciones en toda Euskadi habían sido comunicadas a la Ertzaintza.

Además de las movilizaciones de esta tarde, han sido múltiples los pronunciamientos públicos hechos a lo largo de este 8M por parte de instituciones, partidos, sindicatos y diversos colectivos sociales, con actos en su mayor parte con pocos participantes y con profusión de mensajes en las redes sociales.

Además de los emitidos por los colectivos feministas, los mensajes de este 8M han procedido de instituciones, partidos, sindicatos y otros colectivos.

En el plano institucional, el lehendakari, Iñigo Urkullu, ha afirmado a través de las redes que el 8 de Marzo es «una jornada para la reivindicación porque, a pesar de los avances, las mujeres en todo el mundo siguen sufriendo una desigualdad estructural que tiene diferentes manifestaciones».

La vicelehendakari y consejera de Trabajo y Empleo, Idoia Mendia, ha lamentado que la pandemia no permita celebrar el Día Internacional de la Mujer «de forma masiva», pero en su lugar ha animado a hacerlo «de forma responsable» desde «cada institución, empresa y puesto de trabajo».

Desde las fuerzas políticas, el PNV ha llenado las redes sociales con fotos de mujeres demostrando «músculo» (emulando la imagen de la trabajadora remachadora de Estados Unidos en la II Guerra Mundial), y Sortu se ha sumado a las movilizaciones con el lema «Pongamos el sistema patas arriba. Por un sistema público de cuidados».

Podemos Euskadi ha advertido de que ha aumentado el riesgo de perder los derechos y libertades conquistados para la igualdad de las mujeres por la «lógica de mercado» que rige la sociedad, agudizada en la pandemia.

El presidente del PP del País Vasco, Carlos Iturgaiz, ha dicho que el PNV y el PSE-EE «juegan a la ruleta rusa» con la salud de las personas al no prohibir el Gobierno autonómico las manifestaciones con motivo del 8 de marzo en plena pandemia.

En cuanto a los sindicatos, alrededor de un centenar de mujeres convocadas por el sindicato ELA han expresado en Vitoria su reconocimiento a las trabajadoras esenciales de sectores feminizados durante la pandemia de la covid-19 y han exigido poner fin a la precariedad que sufren.

La secretaria general de LAB, Garbiñe Aranburu, ha reclamado al PNV que impulse un acuerdo contra la precariedad y la brecha salarial; CCOO ha criticado que la Administración de Justicia del País Vasco carezca actualmente de Plan de Igualdad; y UGT ha llevado a cabo una concentración en Bilbao.

El sindicato agrario Enba y la asociación de mujeres rurales Landa XXI han reclamado mejoras en las políticas sociales con el fin de que las agricultoras y ganaderas puedan acceder a prestaciones por baja de maternidad, accidente y enfermedad, unos derechos «básicos» que ya tiene las mujeres en otros ámbitos.

La rectora de la Universidad del País Vasco, Eva Ferreira, ha llamado a «revertir la tendencia a infravalorar los logros de las mujeres investigadoras» que se ha producido a lo «largo de la historia de la humanidad».

La directora del Instituto Vasco de la Mujer, Emakunde, Izaskun Landaida, que ha participado esta tarde en la concentración celebrada en su localidad, Ugao, ha destacado el papel decisivo de las mujeres, «en primera línea», durante la pandemia Un acto institucional ha llevado la Diputación de Gipuzkoa para homenajear a las «mujeres pioneras» que rompieron «los techos de cristal dejando huella en la sociedad».

Los Ayuntamientos de Bilbao y Vitoria han mostrado su respaldo a la declaración de la Asociación de Municipios Vascos (Eudel) para reivindicar la labor de las mujeres durante la pandemia, especialmente en cuanto a los cuidados.

Al mediodía, varios centenares de mujeres se han sumado a las concentraciones que llevan a cabo los lunes los pensionistas, que han expresado su respaldo al 8M y han exigido un replanteamiento acerca del trabajo no remunerado del sector de los cuidados, realizado habitualmente por mujeres racializadas y migrantes. EFE

 

Información previa del domingo: Manifestaciones de mujeres en Euskadi llamando a la responsabilidad

Euskadi celebrará mañana lunes el Día de la Mujer de este año con más de un centenar de concentraciones y manifestaciones condicionadas por la covid-19, entre llamamientos a respetar las medidas sanitarias y peticiones de los médicos de evitar las aglomeraciones y de llevar las reivindicaciones del 8 de Marzo a actos virtuales y en redes sociales.

Tras la polémica del 2020 por las manifestaciones feministas cuando ya había llegado el coronavirus a Euskadi, este año el Movimiento Feminista de Euskal Herria ha convocado marchas en las tres capitales vascas, Pamplona y Baiona (Francia), si bien la reconocido que las medidas sanitarias dificultan las «formas de movilización habituales».

La Ertzaintza ha recibido ya 118 comunicaciones de concentraciones y manifestaciones, informó el lehendakari Iñigo Urkullu, que animó a que las celebraciones se limitaran «en el ámbito municipal y con responsabilidad».

Los grupos de mujeres han constatado que a pesar de la pandemia las protestas en las calles no han cesado durante todo el año y que «nadie ha puesto en duda el derecho de manifestación» de otros colectivos como los pensionistas o los hosteleros, ni se dudó en celebrar una campaña electoral en verano, y por eso han reivindicado su derecho a salir a las calles asumiendo la responsabilidad del uso de mascarillas y de mantener las distancias interpersonales.

Precisamente por la pandemia, “es más necesario que nunca” celebrar el 8 de Marzo, porque ha repercutido especialmente a sectores feminizados y especialmente precarios, como el de las trabajadoras de residencias, han defendido.

No se prevé que sean, en cualquier caso, las movilizaciones multitudinarias de los últimos años, una marea morada que llevó a la calle a decenas de miles de vascas.

El lunes en Bilbao los actos comenzarán a las 11:00 horas con una concentración en la Plaza Pio Baroja ante la oficina de Extranjería, desde donde partirá una marcha que al mediodía se sumará a la concentración semanal del Movimiento de Jubilados y Pensionistas, para finalizar ante la torre Iberdrola. Por la tarde, una manifestación saldrá a las 19 horas desde el Sagrado Corazón y finalizará en el Ayuntamiento.

En Vitoria, una manifestación saldrá a las 19:00 horas desde la Plaza de San Antón y en San Sebastián la marcha comenzará a las 18:30 horas del túnel del Antiguo, recorrerá el Paseo de Miraconcha hasta el Boulebard.

También hay convocados decenas de actos en otros municipios vascos, concentraciones ante centros de trabajo y otros mucho más creativos, “lejos de eventos masivos”, como apunta el Ayuntamiento de Ugao-Miraballes para anunciar una exposición fotográfica, y otros que han escogido los entornos virtuales y redes sociales para subir las reivindicaciones feministas, como espacio libre de covid.

Así, por ejemplo el PNV ha animado a afiliadas y simpatizantes a fotografiarse como la Rosie «remachadora», la imagen de la trabajadora de Estados Unidos en la II Guerra Mundial, y a subir esa fotografía a las redes sociales.

El presidente de ese partido, Andoni Ortuzar, rechazó prohibir los actos en la calle y confió en la «auto-organización y la responsabilidad del movimiento feminista». También la directora del Instituto Vasco de la Mujer, Emakunde, Izazkun Landaida, se mostró convencida de que se puede compaginar «la reivindicación con la responsabilidad».

EH Bildu y Ezker Anitza-IU han hecho un llamamiento a participar en la marchas del 8M y por contra, desde el PP vasco Carmelo Barrio avisó de los «graves riesgos» que supone la participación masiva en las 45 marchas feministas comunicadas a la Ertzaintza y Laura Garrido pidió al Gobierno Vasco que adopte medidas para evitar «que las calles se conviertan en un ‘infectódromo'».

Organizaciones de médicos alertaron también del riesgo de repunte de los contagios tras esas marchas. El Colegio de Médicos de Bizkaia consideró una «irresponsabilidad inaceptable» su celebración y apeló a la responsabilidad de las organizaciones convocantes para que busquen «otros modelos de reclamación que no supongan un aumento de la amenaza para la salud de la población».

La Academia de Ciencias Médicas de Bilbao aconsejó a los vascos no acudir a “cualquier iniciativa que pueda suponer un riesgo cierto de alargar esta situación y provocar más sufrimiento en potenciales pacientes y sus familias”.

Desde el Gobierno Vasco, la consejera de Igualdad, Justicia y Políticas Sociales, Beatriz Artolazabal, hizo un llamamiento a las organizaciones feministas para evitar celebrar «manifestaciones masivas» y animó a las mujeres a reivindicar su papel de una forma “imaginativa”. EFE



17 Comentarios

  1. Yo la verdad que no me voy a juntar con nadie sea mujer o hombre en 15:días, allá cada uno por que va a haber muchos muertos por este evento, así de claro

  2. Pues para empezar con la responsabilidad, una o unas se han dedicado a poner con pintura una huella de mano morada en todos los portales de la calle cuchilleria… que al parecer cada reivindicación da derecho a ignorar, una vez más, que en el Casco viejo vivimos personas.

  3. A quien a lo largo de su vida laboral a cotizado lo suficiente con el actual sistema le va a corresponder una pensión digna. Quien ha cotizado una miseria, por el motivo que sea (economía sumergida, parte sustancial del salario en B, una vida ociosa…) que ahora no pretenda acceder en condiciones de igualdad a la hucha de las pensiones, una hucha a la cual no ha contribuido. Si no le llega para eso están los servicios sociales.

    • Jejeje, de esos hay muchos, yo conozco uno que es de Bildu de toda la vida, se autodenomina anticapitalista y antifascista, vive en un chalet con jardín, con el doble de habitaciones de los que viven en la casa y un coche para cada habitante. Por supuesto perrazo con pedigrí y que no le falte nada al chucho. Toma ya!!
      Los comunistas no permitirían que esto pasase, les darían un piso con 1 habitación, y expropiarían ese chalet, ya que en esa casa pueden vivir 2 familias enteras. No les estaría mal, a ver que opinaban de los comunistas.

      • Para empezar, no representan a las mujeres, se apropian de su representación.
        Los regimenes comunistas (100 millones de muertos), al igual que los nazis (50 millones de muertos), han sido condenados por la Unión Europea.
        Quizas a ti re parece bueno que los antisistema de izquierdas saqueen las tiendas e intenten quemar a un policia municipal en Barcelona.
        De todas formas los lectores de Norte Expres ya saben de que pie cojeas.

        • Del izquierdo, cojeo del izquierdo, bastante además. También intuyo yo hacia donde cojeas tú, y lo respeto. No tanto a quienes manifiestan proclamas contrarias a los derechos humanos, me da igual si desde la derecha o desde la izquierda.

          Mi pregunta es qué tiene de malo ser antisistema. es decir, aspirar a cambiar el sistema, y ser de izquierdas.

          En cuanto a la representación de las mujeres, es obvio que no todas se sienten representadas por los colectivos que se manifestaron ayer. Tenían otras vías si es que querían protestar o conmemorar el 8M. Organizar sus propios actos por ejemplo. Sin ir más lejos, el PP realizó un acto con Pablo Casado y varias de sus diputadas, el PP de Burgos organizó una mesa redonda sobre igualdad (sólo con hombres…), Vox o sus secuaces sabotearon un mural feminista…

          • Ya sé que eres muy sectario y que siempre tienes que tener la última palabra.
            En los regimenes comunistas tipo Venezuela o Korea del Norte ni hay libertad, ni se respetan los derechos humanos y empobrecen a la población. Si, son malos.

          • Viriato, aborrezco los regímenes totalitarios, el de Corea del Norte o el del país que acoge al emerito. Me da igual si son de derechas o izquierdas. Si no lo quieres entender es tu problema.

            Te cedo la última palabra. Por cierto, yo nunca te he calificado ni lo haré. Buenas tardes.

  4. El estado es un juez
    Que nos confina por placer
    Y nuestro castigo
    Es la demencia que ya ves.

    Es genocidio
    Inmunidad para un asesino
    Es la desesperación
    Es la deshumanización.

    Y la culpa no era mía, ni hacia dónde estornudaba, ni hacia donde tosía.
    Y la culpa no era mía, ni hacia dónde estornudaba, ni hacia donde tosía.
    Y la culpa no era mía, ni hacia dónde estornudaba, ni hacia donde tosía.
    Y la culpa no era mía, ni hacia dónde estornudaba, ni hacia donde tosía.

    El contagiador eres tú.
    El contagiador eres tú.

    Son los munis,
    los charainas,
    el estado de alarma,
    el bozal,
    el lehendakari,
    el presidente…

    El bozal opresor es un macho violador.
    El bozal opresor es un macho violador.

    El contagiador eres tú.
    El contagiador eres tú.

    El estado es un juez
    Que nos confina por placer
    Y nuestro castigo
    Es la demencia que ya ves.

    Es genocidio
    Inmunidad para un asesino
    Es la desesperación
    Es la deshumanización

    Y la culpa no era mía,…

    Esta será la nueva canción del 8M

Dejar respuesta