Marco Crespi ha trasladado  a la afición de Laboral Kutxa y a los medios de comunicación el siguiente comunicado:

“Lo siento. El baloncesto es mi vida. La ilusión de entrenar el Baskonia era como un sueño. La pasión que tiene el mundo baskonista es de calidad. Las cosas no han salido como quería y pensaba. Lo siento. Como persona y como entrenador. No me gusta decir más, tengo muchas opiniones en mi cabeza. Pero conozco que significa tener respeto y ahora no es el momento de hacer más valoraciones. Gracias”.


Compartir

Dejar respuesta