La Iglesia de Vitoria arremete contra la monja Sor Isabel
foto ajena a la informacion

El vicario para la Vida Consagrada de la Diócesis de Vitoria, Manuel Gómez Tavira, ha asegurado que detrás de lo ocurrido con las monjas clarisas de Belorado (Burgos) y Orduña (Bizkaia) hay tanto intereses económicos como la intención de la abadesa, Sor Isabel, de «perpetuarse en el poder» para lo que tiene «engañadas» al resto de hermanas.

En declaraciones a Radio Euskadi recogidas por Efe, Gómez Tavira se ha referido a la intención de romper con la Iglesia Católica de estas monjas por un desacuerdo sobre la venta de un convento en Derio (Bizkaia) que las monjas pretendían vender para comprar el monasterio de Orduña.

Ha negado que la llamada Pía Unión Sancti Pauli Apostoli, liderada por Pablo de Rojas Sánchez-Franco, bajo cuya tutela han anunciado que quieren estar las religiosas tras abandonar la Iglesia Católica, sea un cisma.

«Esta tipificada como secta, no es un cisma. En sus redes piden continuos donativos. No tienen muchos adeptos y es una cosa reducida de un señor de familia bien que tiene mucho dinero», ha dejado claro Gómez Tavira.

Ha reconocido que no tienen conocimiento de casos similares al de la congregación de las clarisas y que este «no pasaría de ser una telenovela de Netflix si no hubiera quince religiosas», que a su juicio, «están engañadas» por la abadesa, Sor Isabel, de la que ha dicho que «lleva tiempo intentado perpetuarse en el poder cuando cumple ahora su mandato de doce años porque no puede estar más».

«Las tiene engañadas como si esto fuera una persecución. Es mentira que el Arzobispo de Burgos no le deje vender. Hay muchas mentiras que la madre Isabel les cuenta a las hermanas, que lo creen como la verdad mas grande del mundo», ha zanjado.

En este sentido, ha explicado que las clarisas de Belorado y de Orduña no han seguido el procedimiento tasado para vender el convento de Derio (Bizkaia), que fija que si se quiere hacer una operación con un patrimonio de la Diócesis que supere cierto precio se debe pedir permiso a Roma y al Obispado de la jurisdicción religiosa correspondiente, en este caso el de Bilbao, trámite que ha asegurado que no se ha hecho.

«Detrás de todo esto solo hay intereses económicos y de poder. Esto ha dado una notoriedad pública a un señor (Pablo de Rojas Sánchez-Franco) al que nadie conocía hasta ayer», ha concluido.EFE



2 Comentarios

  1. Si son de clausura ¿qué hacen todos los día en tv. y redes sociales?
    Si han hecho voto de obediencia ¿por qué no obedecen a su obispo y al Papa?
    Si juran voto de pobreza ¿qué hace, fundamentalmente, dedicándose al negocio de la elaboración y venta de dulces? Parece que les gusta más el dinero que a un banquero…
    El de castidad…

  2. El boto de pobreza, no se refiere a la indigencia. Normal que trabajen para subsistir, sin cargar sus necesidades básicas en nadie. Lujos, lo que se dice lujos, no tienen. En cuanto a la clausura, consiste en estar cerradas. El voto de obediencia, se ve que no lo cumplen.

Dejar respuesta