Euskadi:Condenas por delitos de menores españoles/extranjeros

El jurado ha considerado culpable de asesinato con las agravantes de alevosía y ensañamiento al acusado de matar a puñaladas su exmujer y su exsuegra en Vitoria el 20 de abril de 2018 y no ha apreciado la atenuante de trastorno mental transitorio que pedía la defensa.

El jurado ha emitido su veredicto este miércoles, un día después de que finalizara la vista por estos hechos que arrancó el pasado 28 de febrero en la Audiencia Provincial de Álava.

Los miembros del jurado han considerado que además concurre la agravante de razón de género en la actuación del acusado sobre sus dos víctimas y en el caso de la muerte de su exmujer han apreciado la circunstancia de parentesco, según han informado fuentes judiciales.

Además han establecido que el acusado ejerció ensañamiento físico sobre su expareja y psíquico sobre su exsuegra.

Tras el veredicto, la jueza que preside el tribunal deberá emitir sentencia. La Fiscalía ha pedido para el acusado 50 años de cárcel por dos asesinatos con alevosía con las agravantes de parentesco, razones de género y ensañamiento.

La acusación particular que representa a la familia de las víctimas ha solicitado 55 años y la Asociación Clara Campoamor, como acusación popular, un total de 60 años.

La defensa del acusado pedía 8 años de cárcel por dos delitos de homicidio con la atenuante de trastorno mental transitorio.

Durante el juicio el acusado mantuvo que actuó movido por un arrebato, que se le «fue un poco la olla» tras discutir con ambas y su defensa argumentó que el divorcio le supuso un «trauma» que se acentuó por divergencias en la pareja por la pensión que debía abonar a los dos hijos de ambos lo que impactó en su salud mental. Ayer el procesado dijo que se arrepentía y pidió perdón especialmente a sus hijos.

La Fiscalía y las acusaciones particular y popular sin embargo han mantenido que durante el juicio ha quedado probado que el procesado las mató porque no quería que fueran «libres» que no sufría ningún trastorno mental, que actuó siendo consciente de lo que hacía y asegurándose que ambas vieran como mataba a la otra. EFE



Dejar respuesta