Ibon Navarro: «Espero no tener que ir al Buesa con el cuchillo entre los dientes»

0

El entrenador vitoriano Ibon Navarro ya prepara en Manresa su primera temporada al frente del equipo catalán. Tras un intenso año pasado que arrancó como ayudante de Marco Crespi y terminó teniendo que tomar las riendas de Baskonia en una temporada complicada.

-¿Qué tal por Manresa?

-Instalándome, de momento yo, más tarde vendrá la familia. La verdad es que estoy muy bien, es un club modesto y todos los que están aquí se involucran mucho en sacar este proyecto adelante.

-Conoces bien este tipo de clubes, tan alejados de los trasatlánticos de Euroliga.

-Si, además de Valencia y Baskonia he tenido experiencias en Tenerife y Menorca, no me sorprende. Pero si es cierto que la tradición de este club en ACB y la experiencia de la gente que trabaja en él, hace que tenga más poso.

-¿Que recuerdo te queda de tu paso por Baskonia como primer entrenador?

-Recuerdos buenos y malos que coinciden con los buenos y los malos momentos del equipo. Está claro que me quedo con haber competido y ganado a equipos y entrenadores de primer nivel. También me quedo con lo que he aprendido de mis jugadores. Y con la duda de hasta dónde hubieramos llegado sin la mala suerte de la lesión de Davis Bertans.

-¿Cómo crees que va a ser tu retorno al Buesa Arena en el banquillo visitante?

-Pues mira, honestamente espero que cuando salga el calendario nos toque ir a Vitoria muy muy tarde. Espero llegar al Buesa con el equipo salvado, sino va a ser con el cuchillo entre los dientes, jugándonos mucho.

-Hablemos de Perasovic. Ante Tomic ha declarado que le gusta el juego un poco sucio, al límite de la falta.

-Estoy de acuerdo con Tomic, propone un baloncesto muy intenso y rocoso sobre todo en defensa. Sus equipos siempre son muy incómodos para el rival. No acepta excusas tácticas de los jugadores. Antepone la intensidad, el deseo y la entrega a detalles más tácticos y de pizarra.

-Todas las quinielas apuntan a Manresa como un equipo que debe luchar para evitar descender. ¿Es una presión muy distinta a la exigencia de competir en Top 16 de la Euroliga?

-Son dos presiones distintas pero ambas te aprietan. En Vitoria a la altísima exigencia de un club como Baskonia, se le sumaba que es mi club, mi ciudad y que pones cara y nombre a los aficionados que sufren y se alegran en la grada. Pero la posibilidad de un descenso es terrible. Tienes en mente que personas que trabajan en el club pueden llegar a perder su trabajo si les fallamos.

-¿Ayuda a relajar esa presión que no haya descendido nadie en los últimos años?

-No quita nada de presión, no te puedes relajar nada por eso. Sería un error enorme. Alguien va a acabar bajando.

-Recuperas en tu plantilla a un viejo conocido baskonista, Dejan Musli.

-Si, creo que Dejan tiene ahora con nosotros una gran oportunidad. Debe aprovecharla. Hasta ahora sus dos experiencias en ACB no le han salido bien. Debe recuperar cartel en esta liga y ahora puede ser el momento. A Vitoria no llego en un buen momento, era muy joven. Ahora ya ha comido bastante porquería como para madurar y crecer.

 

 

Dejar respuesta