Primer acto. El Gobierno Vasco decía ayer y esta mañana que hasta la semana que viene no reuniría a los responsables de bajar las restricciones en Euskadi, el LABI.

Segundo acto. Lluvia de críticas por no respetar lo prometido cuando se ha bajado de 150 casos. Los hosteleros y la oposición al frente.

Tercer acto: Rectificación del Gobierno Vasco y adelanto de la reunión del LABI al viernes, donde se decidirá si se mantienen algunas restricciones o, como es obvio, se relajan algunas de ellas dada la buena evolución de la pandemia.

RESUMEN DE CRÍTICAS ANTES DE LA RECTIFICACIÓN GUBERNAMENTAL

Todos los grupos de la oposición han pedido este miércoles al Gobierno Vasco flexibilizar ya las medidas contra la covid-19 tras dos días consecutivos con la incidencia acumulada por debajo de los 150 casos y con la vacunación funcionando a buen ritmo.

En su comparecencia quincenal en el Parlamento Vasco para informar de la pandemia, la consejera de Salud, Gotzone Sagardui, ha escuchado cómo todos los partidos -salvo los que sustentan el Ejecutivo (PNV y PSE)- han abogado por prescindir de la mascarilla en exteriores y ampliar los horarios y aforos en hostelería, entre otras medidas.

Bajar de los 150 casos acumulados en 14 días por 100.000 habitantes supone pasar de trasmisión tensionada a moderada y del escenario 3 al 2 en el plan de contingencia de Osakidetza.

La parlamentaria de EH Bildu Rebeka Ubera, que ha reconocido los buenos resultados de la vacuna, ha pedido revisar la obligatoriedad de mascarillas en espacios abiertos y ha considerado «desfasada» la ley antipandemia que la Cámara aprobará la semana que viene con los votos del PNV, PSE y Elkarrekin Podemos-IU porque en ella se recoge su uso obligatorio.

Ha abogado además por adelantar el segundo pinchazo a personas de 61 a 69 años ante la presencia en Euskadi de la variante india o Delta, «mucho más contagiosa». Ha explicado en este sentido que a este colectivo se le dio AstraZeneca y que otros países han optado por acortar de 12 a 8 semanas el plazo entre dosis para inmunizarlos antes.

Desde Elkarrekin Podemos-IU Jon Hernández se ha mostrado partidario de «medidas a alivio» siempre que se evite enviar un «mensaje de relajación» que pueda acarrear «contagios evitables» y ha reclamado «pasos más firmes hacia la vuelta a la normalidad en la asistencia en Osakidetza».

La popular Laura Garrido ha abogado por ampliar el horario de la hostelería hasta la una o dos de la mañana y extenderlo hasta las dos o tres de la madrugada en el ocio nocturno. Ha propuesto asimismo ampliar a 8 las personas por mesa en exterior y a 6 en el interior, así como «flexibilizar» restricciones en eventos culturales y deportivos.

También Amaia Martínez (Vox) ha reclamado ampliar los horarios en hostelería, abrir los txokos y adoptar otras medidas que el plan Bizi Berri III permite con una incidencia acumulada inferior a 150 casos.

Y LLEGA LA RECTIFICACION

El lehendakari, Iñigo Urkullu, ha convocado para el próximo viernes el consejo asesor del Plan de Protección Civil (LABI) en el que se podrían relajar algunas restricciones vigentes para contener la covid.

El Ejecutivo de Vitoria había explicado esta semana que no tenía previsto aliviar las medidas sanitarias contra la pandemia hasta que se confirmase que la incidencia acumulada en 14 días por 100.000 habitantes se mantiene por debajo de los 150 casos.

Al haber bajado la incidencia acumulada de 150 casos por 100.000 habitantes, el Plan Bizi Berri III, que dirige la estrategia del Gobierno Vasco en la lucha contra la covid, contempla la posibilidad de un alivio en las medidas que afectan a la hostelería, tanto en horarios, número de comensales por mesa y aforos, así como la reapertura de las sociedades gastronómicas y el aumento de los aforos en comercios y actividades deportivas.

El documento también prevé que se pueda analizar la apertura del ocio nocturno.

 

Información 13 horas: Euskadi:La pandemia cae y el Gobierno no cumple su promesa

Euskadi mantiene su tendencia descendente de la pandemia y la incidencia acumulada en 14 días se sitúa ya por debajo de los 140 casos, en concreto en 137,7. Ya ayer bajó de 150, que marcaba la reducción prometida de restricciones y que por el momento se posponen a la semana próxima. El Gobierno Vasco no cumple su promesa establecida en los documentos oficiales.

Ya se escuchan muchas voces por lo injusto de la situación. La hostelería asegura que se está perdiendo el tiempo para relanzar sus locales con mejores horarios y más personas en una mesa.

El Departamento de Salud del Gobierno Vasco ha informado además de que la última semana, entre los días 7 y 13 de junio, fallecieron en la comunidad autónoma 9 personas por covid, 5 menos que la semana precedente.

Este pasado martes se detectaron 146 contagios, 4 más que el día anterior cuando también se realizaron más test, por lo que la positividad ha subido ligeramente del 1,8 % del lunes al 2 % este martes.

Este es el único de los indicadores más relevantes que experimenta un incremento diario, aunque se mantiene en niveles bajos, muy alejado del 5 % que se considera de transmisión comunitaria.

La incidencia acumulada en 14 días, que este lunes bajó de los 150 casos por 100.000 habitantes y se situó en niveles de principios de agosto del año pasado, mantiene su tendencia a la baja con 8,8 casos menos que la víspera y está en 137,7.

Ya los tres territorios se encuentran en situación de transmisión moderada, al haber bajado Bizkaia de los 150 casos hasta los 144,2. Álava y Gipuzkoa también siguen rebajando este nivel hasta los 128,4 y 126,7 casos, respectivamente.

Esta situación se alcanza después de que este martes se diagnosticaran en Bizkaia 89 contagios, 35 en Gipuzkoa, 20 en Álava y 2 en personas con residencia habitual fuera de la comunidad autónoma.

El número reproductivo básico, que indica a cuántas personas puede infectar un enfermo, también ha registrado una evolución diaria positiva al bajar de 0,85 a 0,82.

El R0 ha bajado en Álava hasta 0,91 y en Bizkaia a 0,83, mientras que en Gipuzkoa se ha mantenido en 0,77.

Esta buena evolución de la pandemia está teniendo reflejo desde hace semanas en la presión hospitalaria que vuelve a aligerarse con 138 pacientes ingresados, 17 menos que el lunes.

En las ucis hay 54 personas con necesidad de atención intensiva, 5 menos que el lunes, y en planta 84, 12 menos. Durante toda la jornada ingresaron por covid 23 personas, 7 menos que el día anterior.

El retroceso de la pandemia es generalizado y ya solo la localidad vizcaína de Zalla está en zona roja, por encima de una incidencia acumulada de 400 casos.

En el sistema educativo también se ha dado un importante descenso de la incidencia de la covid, ya que este miércoles tan solo había 18 aulas clausuradas por casos positivos, cuando el martes eran 44 las aulas.

Esto supone el 0,13 % del total de aulas desde los 2 años hasta la educación no universitaria postobligatoria, sin contar con las de Bachillerato y FP que ya han acabado los cursos.

En cuanto a los centros educativos, sigue sin haber ninguno con su actividad presencial totalmente suspendida, y 17 sí se han visto afectados por casos, cuando el martes fueron 39 colegios e institutos.


Compartir

3 Comentarios

  1. Al gova, como al ejército de Pancho Villa, le gusta disparar tiros, digo decretos, en todas direcciones sin saber muy bien contra quién. Además decretan sin miedo a que el delegaolgobierno se enfade, ni le pongan una denuncia en la an, ni la oposición condene, ni el ararteko haga un informesfavorable. Por todo lo cual piensan seguir decretando hasta el amanecer.

  2. PNV y PSE ,, llevan mintiendo y manipulando a la ciudadania desde el 9 de marzo, inicio de la pandemia. Asi que ya no es novedad. Pero no debemos olvidar que estan gobernando porque ganaron en las urnas. Asi que la responsabilidad es suya sin ninguna duda, pero no solo suya.

Dejar respuesta