14 detenidos por falsificar en Vitoria PCR para aviones

El Departamento vasco de Salud ha vuelto a introducir cambios en los protocolos de detección del coronavirus y a partir de ahora solo hará pruebas diagnósticas a los contactos estrechos de personas con covid que pertenezcan a los colectivos considerados vulnerables.

Y colectivos vulnerables son no vacunados, embarazadas y mayores de 70 años, personas inmunodeprimidas, ciudadanos con una enfermedad crónica moderada-grave.

La consejera de Salud, Gotzone Sagardui, ha hecho pública esta novedad tras la reunión del Consejo de Gobierno, después de que ayer anunciase que Osakidetza solo verificará los positivos de los test de antígenos vendidos en farmacia de los ciudadanos con síntomas graves, de los que formen parte de colectivos vulnerables y de los trabajadores que precisen baja médica.

Además, con el objetivo de que los colectivos más vulnerables obtengan cuanto antes cita para hacerse una prueba diagnóstica, bien por tener síntomas, ser contactos estrechos, o tener un test de antígenos positivo, además de poder pedirlo a través del formulario web o llamando a su centro de salud, a partir de ahora también podrán hacerlo a través de Internet, en el apartado de cita previa.

Sagardui ha enmarcado estos cambios en el escenario «completamente nuevo» abierto con ómicron y caracterizado por una alta transmisión y una sintomatología menos grave, que en las últimas horas deja en Euskadi 11.923 nuevos positivos entre las 29.158 pruebas practicadas, y una incidencia acumulada de 6.844,35 casos en 14 días.

El número R0, que indica a cuántas personas puede contagiar un infectado sigue por debajo de 1 y en descenso, y el sistema sanitario continúa tensionado con 792 enfermos con covid en planta y 139 en uci.

CAMBIOS

Los cambios afectan desde ahora también a los contactos estrechos de ciudadanos positivos. Hasta el momento estas personas tenían que notificar su situación al Servicio de Salud para recibir una cita para una PCR a través de SMS.

Con esta nueva pauta solo los pertenecientes a grupos vulnerables tendrán que ponerse en contacto con Osakidetza para hacerse una prueba, mientras que el resto deberá extremar las medidas de prevención y permanecer vigilante ante la aparición de síntomas.

Para el Servicio Vasco de Salud se consideran colectivos vulnerables, además de los no vacunados contra la covid-19, los mayores de 70 años, los inmunodeprimidos, las mujeres embarazadas y aquellas que tienen registrada una enfermedad crónica moderada o grave.

Además, con el objetivo de que los colectivos más vulnerables obtengan cuanto antes cita para hacerse una prueba, bien por tener síntomas, ser contactos estrechos, o tener un test de antígenos positivo, además de poder pedirlo a través del formulario web o llamando a su centro de salud, a partir de ahora también podrán hacerlo a través de Internet, en el apartado de cita previa.

Sagardui ha enmarcado estos cambios en el escenario «completamente nuevo» abierto con ómicron y caracterizado por una alta transmisión y una sintomatología menos grave.



Dejar respuesta