vino países cosecha
vino cosecha

Euskadi prevé hacer pruebas PCR a los 2.500 o 3.000 temporeros que acudirán este año a trabajar en la vendimia de la Rioja Alavesa para tratar de evitar posibles contagios de coronavirus en un momento en el que Euskadi afronta una segunda oleada de la covid-19.

La consejera vasca de Salud, Nekane Murga, ha confirmado que ya están analizando con las principales bodegas dónde hacen los contratos y los calendarios de llegada de estos trabajadores para estar preparados y «dar respuesta» a esta situación cuando acudan al campo alavés.

También se analizan las condiciones del hospedaje con el fin de que cumplan los requisitos de aforo, que será más reducido que en anteriores campañas para cumplir con las medidas de distanciamiento social.

Con el fin de coordinar los protocolos y evitar brotes, el Gobierno Vasco participa en las reuniones interterritoriales que organiza el Ministerio de Agricultura, ha explicado Murga.

El sector agrícola alavés ya tuvo que modificar sus hábitos el pasado mes de abril, al inicio de la llamada poda verde, primera tala de la vid en la que se eliminan los brotes improductivos que quitan vigor a la planta.

Entonces la Diputación de Álava y la Unión de Agricultores y Ganaderos (UAGA) de esta provincia hicieron contrataciones en el entorno más cercano ya que, debido al cierre de fronteras, tuvieron que prescindir de temporeros profesionales llegados de otros lugares, fundamentalmente de Marruecos.

Improvisaron cursos de formación con vídeos cortos que podían verse en el teléfono móvil y prepararon material de protección para garantizar la seguridad de los trabajadores del campo, EPI que volverán a repartir en mayor medida en la vendimia de septiembre. EFE


Compartir

Dejar respuesta