Euskadi cumplirá las medidas impuestas

El Gobierno Vasco tiene «voluntad máxima» de cumplir con el ahorro energético pero ha reclamado al Ejecutivo central «flexibilidad» para que la nueva normativa tenga en cuenta las circunstancias de cada sector y ha sugerido que el plan que España remita a Europa sea contrastado previamente con las comunidades autónomas.

Así lo ha hecho saber la consejera de Desarrollo Económico, Sostenibilidad y Medio Ambiente, Arantxa Tapia, en su intervención en la conferencia sectorial de Energía convocada por el Gobierno para analizar con los consejeros autonómicos las medidas de ahorro energético que entrarán en vigor este miércoles y que buscan reducir un 7 % el consumo de energía en España.

Al término del encuentro, el Gobierno Vasco ha explicado que ha acogido «con agrado» esta cita porque «se ha dado una oportunidad al contraste y al diálogo» y, aunque la reunión se ha celebrado pocas horas antes de que entre en vigor el Real Decreto Ley y «con escaso margen de maniobra», ve «indispensable» la participación de las comunidades autónomas.

Así lo han reconocido, según el Gobierno Vasco, la vicepresidenta y ministra para la Transición Ecológica y Reto Demográfico, Teresa Ribera, y la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, cuyas intervenciones «refuerzan la tesis» de Euskadi de que la aplicación de la normativa tiene que tener en cuenta las circunstancias de cada sector o establecimiento.

El Gobierno Vasco ha recordado que está elaborando el borrador del Plan de Contingencia de Euskadi para el ahorro energético, en línea con las directrices de Bruselas y de los ministerios implicados, y lo remitirá en cuanto sea posible al conjunto de instituciones, es decir al Gobierno central, a las diputaciones y a los ayuntamientos.

No obstante a lo largo de este mes se incorporarán propuestas que lleguen desde las instituciones locales vascas.

El Gobierno central ha establecido como plazo el próximo 31 de agosto para recibir iniciativas de las comunidades y Tapia ha sugerido que el plan que España remita a Europa sea previamente contrastado con las autonomías.

Antes de la cita, Tapia ha dejado claro que Euskadi ha estado «siempre» a favor de la eficiencia energética y lleva más de 40 años trabajando esta cuestión.

Sin embargo también ha insistido en que el real decreto elaborado por el Gobierno central para lograr ese ahorro podría haberse «trabajado un poquito más de otra manera» y con más «flexibilidad», como ya pidió la pasada semana el lehendakari, Iñigo Urkullu.

La consejera vasca ha insistido sin embargo en que en este momento lo «importante» es lograr el máximo ahorro energético, porque es algo que beneficiará a todos.

«Entiendo que es muy relevante de cara a futuro, este invierno nos jugamos mucho, merece la pena que lo hagamos de forma consensuada y acordada», ha insistido.

En la reunión telemática también ha participado el consejero de Turismo, Comercio y Consumo, el socialista Javier Hurtado, cuyo departamento ha informado de que ha solicitado al Ejecutivo central encuentros específicos para analizar las ayudas para la transición energética en los sectores de comercio y turismo.

«Todas las administraciones debemos impulsar medidas que ayuden a reducir el consumo. Ese es el compromiso de Euskadi en sus actuaciones, avanzar en la descarbonización de nuestra economía y de nuestros sectores productivos. Estamos alineados con las directrices que llegan de la Unión Europea», ha afirmado.

Hurtado también ha resaltado en la reunión que en las medidas que se tomen debe primar la seguridad y la salud de los trabajadores afectados y ha precisado que la norma «contempla las excepciones necesarias para garantizar la climatización en todos los espacios, sobre todo donde los trabajadores necesitan desarrollar sus actividades con una temperatura adecuada». EFE



Dejar respuesta