El ecologista y diputado por Álava Juan Antonio López de Uralde, presidente de la Comisión para la Transición Ecológica en el Congreso de los Diputados, califica de muy «valiente y esperanzadora» la Ley de Cambio Climático, una norma que supondrá «un profundo cambio» en el modo de entender el futuro de la industria española.

Tras meses de tramitación, el Congreso ha dado luz verde a la primera Ley de Cambio Climático y Transición Energética de la historia de España, que persigue, entre otras medidas, la descarbonización plena en 2050, la protección de la naturaleza y el fin de la venta de coches contaminantes en 2040.

En una entrevista con la Agencia Efe, el diputado del grupo Unidas Podemos por Álava y ex-dirigente de Greenpeace España, detalla la «valentía» de una ley que, establece que los hidrocarburos tienen que quedarse en el subsuelo, y que prohíbe la minería de uranio, algo que no incluyen otras legislaciones del panorama internacional.

Para Uralde, la norma contempla además la transición justa, un enfoque que otorga una «visión muy social a la ley», y en la que también resalta la obligatoriedad de las ciudades de más de 50.000 habitantes de tener zonas de bajas emisiones, un objetivo que el Estado debe liderar, pero, para el que se necesita «voluntad y seguimiento» de las autonomías y municipios.

Comprende a los que acusan de que la citada ley «llega tarde, aunque puntualiza, que no ha sido por circunstancias propias, sino por causas atribuidas a «otros Gobiernos, más cercanos al negacionismo, y que han ignorado el problema medioambiental obligando ahora a España a afrontar una reducción de emisiones, que otros países tienen desde 1990».

En este sentido, Uralde afirma tajante que la nueva ley es «realista», incluso en lo que se refiere a la electrificación del transporte, un objetivo «absolutamente factible en un país como España que depende tanto del petróleo».

Por eso, -continúa el diputado verde- no hay «ninguna duda» de que es posible instaurar un modelo «cien por cien» renovable, sin centrales térmicas ni nucleares, en un mundo global que avanza rápidamente en lo tecnológico, por lo que habrá que ir ajustándose a las nuevas tecnologías que surjan durante su desarrollo.

Respecto a la tramitación parlamentaria de la norma considera que ha sido «fluida», a pesar de las críticas de la oposición parlamentaria, que ha acusado al Gobierno de despacharla con demasiada urgencia y premura.

«Las leyes hay que sacarlas porque si no corres el riesgo de que termine la legislatura y te quedes colgado, y en esta ocasión, España no se podía permitir quedarse a medio camino con una ley tan importante».

En contra de lo que esperado por el diputado de Unidas Podemos, durante la tramitación de la norma, el artículo relativo al dominio marítimo público terrestre ha sido el de mayor «controversia y tensión»: fue el más enmendado en el Senado y con una aprobación ajustada, a pesar de que «es uno de los que menos tienen que ver con el contenido de esta ley».

Confiesa sentirse sorprendido por el cambio de posicionamiento del grupo Más Madrid durante la tramitación de la ley, pero, sin embargo, no le asombró el veto «ridículo» presentado por VOX a la norma, y pide «minimizar» esa actitud negacionista, porque es dañina y existe el riesgo de expansión.

López de Uralde «echa en falta» en la ley aspectos relacionadas con la fiscalidad verde e incide en la sensación «de miedo» que cunde entre la clase política cuando se abordan impuestos lo que implica fuertes ataques y dificultad para sacarlos adelante.

Como planes de futuro, se encuentra inmerso en un nuevo partido verde que se integre en Unidas Podemos y que sea referente de las políticas medioambientales: «Queremos reconstruir un espacio verde, era lo que se iba a hacer en 2019, pero la llegada del coronavirus y la crisis sanitaria lo anuló y ahora es el momento», concluye López Uralde. EFE


Compartir

2 Comentarios

  1. Según he visto en un documental de la 2, este pájaro es un ejemplar de casta política ibérica que no se encuentra en peligro de extinción porque está perfectamente adaptado al
    «medio». Aunque originario de guipuzcoa, cuando se ve en necesidad, exhibe un plumaje (apellido en término técnico) que le hace parecer alavés, pero hace tiempo nidifica en la capital del reynospaña, aunque se adapta a cualquier habitat, por lo que puede volar a cualquier entorno que le resulte mas favorable en cualquier momento.

  2. Electrificar el trasporte, prohibir termicas y nucleares, prohibir la mineria de uranio, del carbón y de los hidrocarburos,…Usted si que es ridiculo, además de nini, ni estudios ni profesión, excepto la de «activista». Eso si, con viviendas en Madrid.

Dejar respuesta