En el Hotel Ciudad de Vitoria se come flojete ¡SUSPENSO!

5
foto web oficial
Motor Gorbea – Sept 19
entreseccion_noticia

Opinión Norte Exprés

InIciamos con este artículo una reflexión sobre los comercios, restaurantes, hoteles, negocios… Vamos a ir sin avisar y poner nota.

Al estilo de un Mystery Consulting. El primero.

Hemos ido a comer en el Hotel Ciudad de Vitoria. En su restaurante, dirigido por el chef Asier Urbina. Antiguo del Ikea.

ETL – Sept 19

Decepcionante. Y mucho.

Y por cierto, se lo avisamos hace tiempo. Pero no hay manera de arreglar el desastre culinario.

Hemos comido mal. No deja de ser una opinión.

Pero lo más feo es que pides un plato de la carta y te sacan otro.

Y cuando te lo dan, te dicen, si no te importa… Y claro, cómo te va a a importar con un arroz.

Te puedes tirar un montón de tiempo esperando otro arroz.

No vas a montar un numerito al respecto. ¡Evidentemente!

El día de análisis,pedimos un «ARROZ CREMOSO DE HONGOS Y PARMESANO AL ACEITE DE OLIVA».

Estamos por verlo

Y salió, sin preguntar, un arroz de calamares. ¡Blancos! ¡Que no negros!

Con eso es suficiente para suspender al restaurante por cambiar un plato sin avisar.

El servicio lo explicó con mucha educación. Y mucha amabilidad.

Del resto de sabores ni los recordamos.

Eso sí, pan a paladas para olvidar los platos.

Asier Urbina, chef, tiene un suspenso.

El resto de sabores y texturas para olvidar.

En realidad, dándole una vuelta nos hemos acordado de las «albóndigas caseras con espuma trufada», que mejor debieran llamarse: una «piscina de sopa o puré de patata». Lo de la espuma será en los sueños.

Y si encuentras una albóndiga, a la primera, te damos un premio. ¡A pescar!

Ahora bien, ¡22 euritos el menú!

¡Caro! Para lo que sirven.

Dicho lo cual, no hay un cambio chulo de la carta desde que llegó.

Las cosas parecidas, y sabían mejor antes de llegar él.

Y eso que hemos defendido al chef muchas veces. Esta vez es imposible.

Ejemplos de defensa:

Por su labor solidaria.

Por su capacidad de redacción epistolar.

O por sus postres de bandera.

Y por sus inventos.

Esta vez… SUSPENSO.

 

BOULEVARD BATMAN SEPT
BOULEVARD BATMAN SEPT

5 Comentarios

  1. Yo fui con las bodas de Oro de los abuelos y sin más… 20€ de menú infantil por unos macarrones aguados, unos filetes secos y un helado inspido.
    Y si hablamos de los 48 € del menú Adulto por un cordero seco y unas «croquetitas» (literal croquetitas) de calamar que pudieron pasar por un mejor día
    Pero bueno Agua y Pan no faltó…

  2. Asier Urbina se dedica más a las redes sociales que a cocinar. Además si le llevan la contraria se dedica a xxxx. Va de prepotente y de estar siempre en posesion de la verdad. Le falta mucha humildad!
    Y la verdad es que sus menús dejan mucho que desear.

  3. Yo siempre he comido muy bien y he ido varias veces entre semana a comer el menú Souk creo que lo llaman.
    No sé si tendrá algo que ver el cambio de cocinero … porque la verdad que siempre he comido bien y no ha habido errores. La tarta de manzana he de decir que estaba más deliciosa antes, redonda, individual, recién hecha era un gusto. La última vez no fue así.

  4. El chef Urbina es un bluff! Tanto ir de modernito y progre junto a su esposa que es peor que el! Si se dedicase a cocinar solamente le irían mejor las cosas.

Dejar respuesta