Ayer se decidían nuevas restricciones en Euskadi. Según los analistas no fueron excesivamente duras, a pesar de la «extrema gravedad» en las que no encontramos según dijo el lehendakari hace una semana.

Lo más importante fue la limitación de salidas y entradas de cada territorio y los cierres de los municipios en zona roja. En el lado «dulce», la vuelta del deporte escolar y la hostelería sin volver a tocar.

Resultó curioso para muchos la apertura de locales de juego y apuestas.

Pero sin duda, lo más curioso, son las cosas del marketing político. Del conocido concepto «restricciones» durante la pandemia, ahora los políticos han decidido que se llaman «medidas preventivas». Pues no señores, son restricciones y punto. Aquí seguiremos llamando a las cosas por su nombre.


Compartir

1 Comentario

Dejar respuesta