gardelegi

La presión política y ciudadano ha dado sus frutos.

El concejal de Planificación y Gestión Ambiental, Cesar Fernández de Landa, ha subrayado que la oferta de colaboración atendiendo el llamamiento del Gobierno Vasco por la situación generada en Zaldibar tiene unos condicionantes claros. “Nunca se ha hablado de traer a Gardelegi los residuos que actualmente están en el vertedero de Zaldibar”, ha señalado Fernández de Landa, añadiendo que “la colaboración de Vitoria-Gasteiz está condicionada, siempre, dentro del más estricto respeto a la normativa y legislación que regula nuestro vertedero”.

El ofrecimiento de hace días, que ahora ha cambiado:

Polémica: Vitoria se ofrece para recibir residuos de Bizkaia ¡Peligroso!

En este sentido, el concejal de Planificación y Gestión Ambiental ha recalcado que Gardelegi solo puede admitir residuos no peligrosos y en ningún caso tiene autorización para admitir amianto. También ha recordado que la propia Viceconsejera de Medio Ambiente ya declaró como peligrosos todos los residuos existentes en las instalaciones de Verter Recycling 2002 y dijo que estos permanecerían allí.

Fernandez de Landa ha detallado que Gardelegi dispone de un plan de vigilancia ambiental y anualmente emite un informe de vigilancia ambiental con todos los resultados de los ensayos de calidad. Igualmente, dispone de un plan de emergencias, así como un estricto procedimiento de admisión de residuos controlado por personal municipal destinado en exclusiva a esa función. En cuanto a la información sobre los materiales que recibe, ha recordado que toda la documentación que se genera es de público acceso. Dispone también de un sistema de gestión que se comparte con el departamento de Medio Ambiente del Gobierno Vasco y donde se marcan las características de todo el material vertido. Todas estas herramientas permiten garantizar la seguridad y la tranquilidad de la ciudadanía respecto a la gestión de Gardelegi.

El Gobierno Vasco contacta con otras regiones para trasladar residuos

Vitoria, 19 feb (EFE).- El Gobierno Vasco ha contactado con varias comunidades autónomas para analizar la posibilidad de trasladar a esas regiones residuos no peligrosos que hasta ahora las empresas depositaban en Zaldibar, dado el «déficit» de capacidad de los vertederos de Euskadi para acoger tanta cantidad de desechos.

Así lo ha anunciado a los medios de comunicación la viceconsejera de Medio Ambiente, Elena Moreno, después de una reunión en Vitoria con representantes de vertederos de gestión pública y privada autorizados existentes en Euskadi y de las empresas que depositaban residuos al vertedero de Zaldibar.

La reunión se produce mientras continúa la búsqueda en la escombrera de Zaldibar de los trabajadores que quedaron sepultados tras su derrumbe.

La viceconsejera ha explicado que los vertederos vascos no tienen la suficiente capacidad para acoger las 500.000 toneladas de residuos que anualmente recibía el de Zaldibar, entre ellos lodos procedentes del sector industrial papelero, siderúrgico, de fundición, construcción o automovilístico, entre otros.

Ante esta situación de «emergencia», Moreno ha confirmado que ya ha mantenido contacto con otras comunidades autónomas, que no ha querido mencionar, para conocer la capacidad de recepción que tienen sus vertederos para recibir residuos no peligrosos de empresas vascas.

Ha reconocido que en el encuentro de este miércoles la disposición de los responsables de vertederos vascos está siendo positiva para intentar encontrar una solución.

Sin embargo, en relación a las consecuencias del desprendimiento de Zaldibar, la viceconsejera ha reconocido que la situación es «muy complicada, de mucho nerviosismo y de mucha presión».

«No solo por parte de los vertederos y de los ayuntamientos donde se asientan, sino por parte de otros ayuntamientos que no tienen vertederos ni problemática de emisiones o contaminación, una presión que no es de recibo», ha manifestado.

Una vez que se gestione y solucione el asunto de los residuos que ya no podrá acoger Zaldibar, Moreno ha señalado que a medio plazo las empresas tendrán que pensar en «la valorización de sus residuos» y en la necesidad de que se hagan responsables también de la solución.

Según la información que ha facilitado, en estos momentos ninguna empresa vasca ha tenido que parar su actividad por la problemática de la gestión de sus residuos ya que algunas tienen sus propios almacenamientos temporales dentro de sus instalaciones.

No obstante, es urgente, ha dicho, buscar salidas en los próximos días.

En cuanto a las toneladas de tierra sacadas del vertedero de Zaldibar tras el derrumbe para buscar a los dos desaparecidos, en las que hay residuos peligrosos, la viceconsejera ya ha anunciado esta mañana que se está construyendo en terrenos próximos una celda para depositarlos de manera provisional. EFE


Compartir

Dejar respuesta